Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DEBATE DE LA LEY DE PRESUPUESTOS DEL PRINCIPADO PARA 2021

El Gobierno aprueba con apoyo de Cs, Podemos, IU y Foro un Presupuesto “absolutamente vital”

La formación morada resalta que la negociación abre “vías de diálogo para el futuro” con el PSOE, aunque le afea que haya buscado “la moderación” al pactar con Ciudadanos y foristas

Adrián Barbón conversa con Daniel Ripa y Ángela Vallina, ayer, tras la aprobación del Presupuesto. | Efe

Adrián Barbón conversa con Daniel Ripa y Ángela Vallina, ayer, tras la aprobación del Presupuesto. | Efe

El guión ya estaba escrito desde hacía días, y nadie se salió de él. La Junta General aprobó ayer el Presupuesto del Principado para 2021, el más elevado de la historia de la Administración autonómica: 5.237 millones de euros. Y lo hizo con el mayor respaldo de la historia de la Cámara, 32 votos de los 45 del Parlamento, pues a los 20 diputados del partido que sustenta al Gobierno, el PSOE, se sumaron los 5 de Ciudadanos, los 4 de Podemos, los 2 de Izquierda Unida y el del portavoz de Foro. Enfrente, 11 votos negativos, los 10 del PP y el del “casquista” Pedro Leal. Hubo asimismo dos abstenciones, las de los representantes de Vox.

Ciudadanos, IU y Foro defendieron en el pleno presupuestario la necesidad de apoyar el proyecto presentado por el Gobierno de Adrián Barbón y por el PSOE –enmendados con varias propuestas de las tres formaciones pactadas durante la negociación– por la imperiosa necesidad de afrontar la crisis económica y social que está provocando la pandemia. Por ese mismo motivo, Cs, IU y Foro coincidieron con el PSOE en sus críticas al PP por no haber siquiera intentado negociar sus enmiendas en un momento “clave” para el futuro de Asturias.

El socialista Luis Ramón Fernández Huerga aseguró que la aprobación del Presupuesto de la pandemia ha supuesto al fin “arrancarle una buena noticia a 2020”. Se preguntó a cuántos asturianos hubiera beneficiado que el Presupuesto no saliera adelante. Y él mismo se contestó: “A ninguno”. Resaltó que el Presupuesto para 2021 es un 10 por ciento más elevado que el de este año. “Hemos ido al límite de lo disponible”, dijo, a la vez que indicó que resultaba “absolutamente vital” aprobar “unas cuentas tan excepcionales como los tiempos que estamos viviendo”. Y se congratuló del éxito del Gobierno y el PSOE al haber logrado un amplio acuerdo, en sintonía con el objetivo: sellar “el mayor acuerdo posible” para que las cuentas representaran “a la mayoría de los partidos presentes en la Junta y a la mayoría de la sociedad asturiana”.

Álvaro Queipo, del PP, criticó a los partidos de centro-derecha que apoyaron el Presupuesto, a los que acusó de haber sucumbido a “la enorme capacidad para el enredo y la confusión” del “barbonismo”. Dibujó a un presidente del Principado, Adrián Barbón, “henchido de vanidad” y “observando al resto desde las alturas mientras juega como gato panza arriba con un ratón”. Y lo criticó porque, pese a sus llamadas al consenso, “no fue receptivo ni una sola vez a los llamamientos del PP para modificar los presupuestos y ayudar a los asturianos a afrontar la pandemia”. Auguró que los diputados de Ciudadanos y Foro, “cual adolescentes con resaca”, se preguntarán hoy “qué han votado”. En su opinión, el Presupuesto “dejará tirados a miles de asturianos”.

Daniel Ripa, portavoz de Podemos, justificó el apoyo a los Presupuestos, pese a no haber alcanzado un acuerdo con el PSOE, por la excepcional situación de crisis económica y social que vive Asturias. “Era una obligación moral hacerlo”, porque “es un momento crucial y estos Presupuestos van a marcar el horizonte de la legislatura; tienen que ayudar a la reconstrucción social y económica”, indicó el parlamentario. A la vez, afeó al PSOE que haya buscado “la moderación” al pactar con Ciudadanos y Foro, lo que le ha servido como “coartada discursiva” para evitar “políticas progresistas” e “ir a la raíz de los problemas estructurales de Asturias”. Reconoció que la negociación con el PSOE, pese a no haber fructificado, abre “caminos” y “vías de diálogo para el futuro”, pues ha habido “escucha mutua, aprendizaje y avances”. Y añadió que Podemos se siente “copartícipe” de los Presupuestos, pues la negociación ha posibilitado “que sean mejores”.

Susana Fernández, portavoz de Ciudadanos, admitió que las cuentas son “manifiestamente mejorables” y que incluyen “muchos vacíos”, pero indicó que su formación las respalda por encima de “estrategias políticas”, al considerarlas “necesarias” para afrontar la crisis provocada por la pandemia. Subrayó que la intervención de su partido ha sido decisiva para mejorar “sensiblemente” la propuesta inicial del PSOE. “Mejor tener este Presupuesto que no tener ninguno”, señaló. A la vez que expresó algunos de los “logros” de su partido en la negociación; el principal, “que no se subirán los impuestos”. Y también: un bono de conciliación dotado con 1,1 millones, 5 millones para digitalizar aulas y dotar de conexión internet a alumnos que lo necesiten, ventajas fiscales para la retención del talento y que no se haya destinado “ni un euro más a la oficialidad del asturiano”. Añadió que aunque ha arrancado al Gobierno proyectos para concejos en los que gobierna, como Oviedo y Ribadesella, no ha dejado a un lado las necesidades de otros.

Satisfacción en IU. Ángela Vallina, portavoz de IU, admitió que el aprobado ayer no es el Presupuesto que su formación hubiera elaborado, pero resaltó que negociar implica “renuncias” y “determinar prioridades”. Además, al haberse incorporado buena parte de sus enmiendas, el resultado es un Presupuesto “con el que nos sentimos satisfechos y en el que nos reconocemos”. Como los demás partidos que respaldaron las cuentas, IU subrayó la importancia del plan de rescate, dotado con 100 millones de euros, que ayudarán a paliar los efectos de las restricciones aprobadas a causa de la pandemia. Y también, entre otras consecuciones, el “refuerzo de todas las políticas sociales” y de “las infraestructuras educativas”, así como que se haya introducido en las cuentas “un capítulo específico sobre la memoria histórica”.

Foro, muy critico con el PP. Adrián Pumares, portavoz de Foro, se mostró “encantado” de que Podemos considere a su partido un “factor de moderación”. También en su caso señaló que el Presupuesto tiene “carencias”, que no es el suyo, y que ha tenido que “ceder” y descartar algunas propuestas durante la negociación. Afeó al PP que no haya querido negociar ni siquiera sus enmiendas pese a la situación de crisis que vive Asturias y que muchas de ellas se basen “en la ignorancia o en la irresponsabilidad”. Resaltó algunas de las aspiraciones de Foro que se han incluido en las cuentas. Por ejemplo, partidas o mejoras para la asociación ADAFA, Festiamas y la Ópera de Oviedo, inversiones en diferentes bienes patrimoniales, dinero para los accesos a la Zalia o el incremento fondo de cooperación municipal hasta los 8 millones. Aprovechó su intervención para criticar el “ninguneo” y la “dejación de funciones” del Gobierno central hacia Asturias.

Vox: “Más chiringuitos”. Sara Álvarez Rouco, portavoz de Vox, lamentó el “terrible grado de hipocresía del PSOE y de quienes se han aliado con él” para aprobar un Presupuesto “continuista, ineficaz y letal para los asturianos”, oculto “tras una falsa cortina de bondad social”. Aseguró que quienes apoyaron las cuentas “están jugando con la subsistencia de miles de asturianos” y “van a endeudarlos más aún de lo que estaban”. El Presupuesto es “gastar, gastar y gastar, como ordena el Gobierno central y, a este, las instituciones europeas”. Y auguró que el “supuesto chorro de millones” que llegará de Europa acarreará “deuda astronómica, más chiringuitos, descontrol, gasto de personal descontrolado y, en definitiva, la ruina de Asturias”.

Barbón: “La aprobación de las cuentas es una buena noticia para cerrar este maldito año”

“Una buena noticia para cerrar este maldito año”. Fue el resumen telegráfico que eligió ayer el presidente del Principado, Adrián Barbón, para valorar la aprobación del Presupuesto para 2021. Subrayó asimismo que el apoyo de 32 diputados de los 45 que suma la Junta General supone que es “el más apoyado en el Parlamento de toda la historia”. Y destacó que servirá “para hacer frente a la pandemia desde una perspectiva sanitaria, económica y social”. Barbón dio las gracias “a la FSA-PSOE, Izquierda Unida, Foro, Ciudadanos y Podemos por votar a favor”, y “muy especialmente, a los distintos equipos negociadores, que han entendido que es tiempo de política útil y no de tacticismos ni bloqueos. Que es tiempo de dialogar y acordar. Gracias por escuchar a la ciudadanía”, añadió. Tuvo también palabras de agradecimiento a las tres negociadoras socialistas: la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba; la secretaria de Organización de la FSA-PSOE, Gimena Llamedo; y la Portavoz del Grupo Socialista en la Junta, Dolores Carcedo. “Estamos muy orgullosos de vuestro trabajo”, señaló Barbón. El Presidente lanzó una severa crítica al PP, sin nombrarlo directamente: “Lamentar que algún grupo haya optado por la irrelevancia. Primero pidieron exclusividad, luego trato preferente y acabaron defendiendo las posiciones de Vox. Si hubieran escuchado a sus votantes o a alguno de sus alcaldes no habrían quedado instalados en el voto del no”. La conclusión del jefe del Ejecutivo autonómico es clara: “Hoy, apoyar estos presupuestos –en un momento vital y transcendental para Asturias– es querer nuestra tierra y comprometerse con ella”. Finalizó con la frase ya citada al inicio de estas líneas: “Una buena noticia para cerrar este maldito año”.

Mallada: “Barbón no busca consensos, busca la sumisión”

“Barbón se ha quitado la careta, la legislatura de la aparente sonrisa ya es la de la soberbia”. La portavoz del PP, Teresa Mallada, arremetió ayer contra el presidente del Principado, al que responsabilizó de haber provocado que Asturias pierda “la oportunidad de sentar las bases de su futuro” con un presupuesto inadecuado, y al que acusó de no haber querido negociar con su partido y de haber despreciado sus propuestas, “aplicando el rodillo, e incluso imponiendo a sus socios presupuestarios el veto a las mismas”. Su conclusión: “Barbón ha dejado claro que no busca consensos, busca la sumisión”.

Sorprendente cruce de piropos entre Podemos y el PP

El pleno de ayer deparó una sorpresa: un inusual cruce de guiños, alabanzas y piropos entre el PP y Podemos. Ambas formaciones se apoyaron mutuamente en numerosas enmiendas, aunque todas fueron rechazadas. Daniel Ripa resaltó su acuerdo con “muchas propuestas” del PP, y manifestó su “respeto” por esa formación, por encima de discrepancias políticas. Álvaro Queipo dio la enhorabuena y su “mayor reconocimiento” a Podemos por su “buen trabajo” y por haber “negociado con dignidad, sin renunciar a su esencia. Nuestro más sincero agradecimiento a su labor, que valoramos con profundo respeto”, concluyó.

Compartir el artículo

stats