La familia de Juan Manuel Vega no podía ni imaginar terminal el año de semejante manera. Desde el martes lo buscan por el concejo de Muros de Nalón, donde desapareció cuando salió a pasear. Tanto familiares como vecinos rastrean cada rincón por el que pudo pasar. Terminaron 2020 así y comienzan 2021 en las playas, oteando la costa con prismáticos por si pudiesen localizarlo. "No imaginábamos un fin de año tan desolador" asegura la sobrina de Vega, Alejandra Félix Díaz. 

Sin tiempo para demasiadas lamentaciones esta mañana se han calzado las botas y siguen con su labor. Han conseguido reunir a un grupo de unas 150 personas que trabajan repartidas entre las playas de Gijón y Cudillero. "La gente está más fuerte que nunca, no se rinden", celebra Alejandra Félix. Toda ayuda es poca y la familia hacen un llamamiento a que se una todo el que quiera. Cualquier detalles les llena de esperanza. Aunque no lograron localizar a una pareja que, al parecer, lo había podido ver el día de su desaparición, una señora sí asegura haberlo visto pasando por la zona baja de la barra de San Esteban.

Juan Manuel Vega Granda, de 59 años, se le perdió la pista en San Esteban, de donde partió a caminar, se cree que por la senda costera que finaliza en la playa del Aguilar, pero la familia tampoco tiene “claro” qué rumbo tomó. Lleva perilla y vestía una chaqueta azul. El desaparecido reside en Huelva, pero estaba pasando las fiestas navideñas en Asturias, donde tiene casa y familia.