DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acento asturiano para la reconquista del PP en Cataluña

El cabeza de lista de los populares, Alejandro Fernández, y su número dos y reciente fichaje, Lorena Roldán, tienen orígenes familiares en Somiedo, Belmonte, Trubia y Muros de Nalón

Lorena Roldán y Alejandro Fernández, en Barcelona. | Efe

Lorena Roldán y Alejandro Fernández, en Barcelona. | Efe

La reconquista del PP en Cataluña para las próximas elecciones a la Generalitat, cuya fecha definitiva está pendiente de la evolución del coronavirus, llega con un marcado acento asturiano. Tanto el cabeza de lista, Alejandro Fernández, como su número dos y sorprendente fichaje, Lorena Roldán, la portavoz que había relevado en Ciudadanos de Cataluña a Inés Arrimadas, tienen sus orígenes familiares en Asturias.

El PP tocó fondo en Cataluña en las elecciones autonómicas de 2017 cuando el partido liderado por Xabier García Albiol cosechó el peor resultado de su historia, quedando con tan solo cuatro diputados tras perder nada menos que siete escaños. Comenzaba entonces una larga travesía del desierto para la nave popular en Cataluña, capitaneada desde enero de 2019 por Alejandro Fernández, un politólogo que apostó por un viaje inverso al que hicieron Albert Rivera y más tarde Inés Arrimadas. Mientras los líderes de Ciudadanos decidieron dar el salto a Madrid, este apasionado del ajedrez y enamorado del montañismo dejó la comodidad de su escaño en el Congreso para involucrarse en primera persona en la reconquista del terreno perdido por el PP en Cataluña. Es optimista. “Estoy muy animado, la sensación es que vamos a crecer. Sé que tengo difícil ser presidente, lo asumo”, dice irónico, pero, añade, “vamos a salir a jugar”.

“Reivindicamos la Cataluña que siempre fue tierra de acogida”

Lorena Roldán - Número dos en la lista del PP

decoration

Su padre, un vaqueiro de la braña somedana de La Peral, de la que bajaba cada invierno a Santa Marina en Belmonte; su madre, de Dolia (Belmonte de Miranda). El padre pasó la adolescencia al cuidado de las vacas, “pero no era muy fan” y “en cuanto pudo se sacó el carné de camión en la mili”. A principios de la década de los setenta del siglo pasado, se encargaba del reparto de la cerveza San Miguel por Asturias. Hasta que un vecino, también vaqueiro, Herminio Marrón, que tenía una empresa de movimiento de tierras consiguió la adjudicación de un contrato para transportar la tierra de un nuevo pantano en Cataluña y necesitaba un conductor para un segundo camión. “Mi padre se animó, le atrajo la idea de irse a Cataluña”, relata a LA NUEVA ESPAÑA Alejandro Fernández, inmerso ya en plena precampaña, pese a que la confirmación de la cita electoral no se conocerá hasta la próxima semana, en función de la evolución de la tercera ola del covid-19. Sus padres, entonces aún novios, acabaron decidiéndose por probar suerte y vieron cómo sus dos primeros hijos, Alejandro y su hermana melliza, nacían en Tarragona en 1976, y el tercero, un año después.

Lorena Roldán Suárez, protagonista del “fichaje” más sonado de la precampaña catalana, al dejar Ciudadanos para reforzar “la apuesta constitucionalista” del PP, tiene sus orígenes asturianos en sus abuelos maternos, Juan y María, él de Trubia y ella de Muros de Nalón. Luego la familia fue para Oviedo, donde la ahora candidata todavía tiene primos. Pero el abuelo trabajaba en el montaje de plantas de gas, lo que le llevó a un periplo que empezó en Barcelona y siguió por varios puntos de España hasta llegar a la planta de Vandellós. Cuando la madre de Lorena, Juana María, contaba diez años, la familia ya se estableció en Tarragona, donde en 1981 nació Lorena Roldán, catalana pues de primera generación y, como ella misma relata, “con mucha mezcla: mi padre es de raíces andaluzas, mis abuelos maternos, asturianos, y mi madre, nacida en Cádiz y criada en Cataluña”.

“Estamos muy animados, la sensación es que vamos a crecer”

Alejandro Fernández - Presidente del PP en Cataluña

decoration

Los dos candidatos del PP proceden, por tanto, de familias emigrantes que buscaron, como tantas otras, el trabajo y su futuro en tierras catalanas. “Cataluña siempre había sido una tierra de acogida. Toda la mano de obra para el auge industrial catalán vino del resto de España. Reivindicamos la Cataluña donde siempre nos hemos entendido a la perfección y donde nadie te preguntaba de dónde venías porque lo importante era adónde íbamos, todos juntos. Por eso nos duele tantísimo ver el actual problema de convivencia entre los propios catalanes”.

Alejandro Fernández mantiene la relación con Asturias, adonde viene todos los años, “dieciocho seguidos con viaje incluido con mi padre, el último en el verano de 2018, un año antes de su muerte”. Con sus hermanos tienen el plan de arreglar la casa de La Peral, cuando “encontremos un poco de estabilidad”. Le encanta caminar por Somiedo, Belmonte, Teverga o Cangas del Narcea, y a su mujer le tira la costa oriental, de Poo de Llanes a Ribadesella. Lorena Roldán reconoce que “cuando mis abuelos vivían, íbamos mucho más a Asturias”, y revela que la pandemia “evitó una visita con mis padres este pasado verano, pero tenemos pendiente ir a Oviedo y también a Covadonga”. La familia, eso sí, sigue fiel a la cita “con las casadiellas y el centollo en las comidas de Navidad”.

Compartir el artículo

stats