Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santiago Melón, virólogo: “No está demostrado que la nueva cepa sea más contagiosa”

El laboratorio de Virología del HUCA participa en un proyecto nacional de secuenciación del genoma del covid-19

Parte del equipo del laboratorio de Virología del HUCA. | LNE

Parte del equipo del laboratorio de Virología del HUCA. | LNE

“Que la mutación británica del coronavirus sea más contagiosa es posible, pero es algo que no está demostrado”. Así se expresó ayer Santiago Melón, jefe del laboratorio de Virología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en relación con la variante del patógeno que las autoridades sanitarias de la

El virólogo asturiano destacó que, hasta el momento, la cepa británica no ha conseguido la supremacía numérica que suele atribuirse a variantes de un virus más transmisible y menos mortal. “Hay que esperar por estudios más concluyentes”, reiteró.

Desde la Consejería de Salud se hace hincapié en el temor a que la llegada de la tercera ola pandémica se acelere como consecuencia del elevado ritmo de propagación de la variante inglesa. En Asturias solo se han detectado, hasta la fecha, dos casos, en el marco de un brote de cuatro afectados en una familia que reside en la comarca de Avilés.

Los responsables sanitarios de la región temen la función propagadora del virus que pueda ejercer la población joven de un área geográfica que va desde Castrillón hasta Gijón, pasando por Avilés, Corvera, Illas, Gozón y Carreño. La Consejería ha fijado el objetivo en la franja de edades comprendidas entre 15 y 25 años. A este colectivo le ha pedido que “limiten sus salidas y contactos estrechos en los próximos días”.

La atención de todo el equipo de la Dirección General de Salud Pública se centra en tres brotes: los que afectan a la citada familia de la comarca avilesina, a un colegio de Avilés y a los equipos de fútbol del Sporting. En todos ellos se analiza con minuciosidad si está presente la variante británica.

La Consejería de Sanidad de Cantabria confirmó anteayer la presencia en la región de un caso primario y tres secundarios de la variante británica. El caso primario es una persona procedente de Reino Unido que llegó a Cantabria con PCR negativa, pero que inició síntomas a los tres días de su llegada. El resto de positivos son parte de la misma agrupación familiar.

“Seguimos estudiando todas las muestras que nos envían”, indicó Santiago Melón, quien no considera muy verosímil que la mutación británica pueda ser más resistente a las vacunas del covid que están siendo aplicadas. “Y, aunque lo fuera, resultaría razonablemente sencillo modificar las vacunas para adaptarlas a esos cambios”, indicó el jefe de Virología del HUCA.

Proyecto de secuenciación

Por otra parte, el equipo que dirige Santiago Melón está participando en un proyecto a nivel nacional encaminado a realizar la secuenciación genómica del covid. El trabajo encomendado al HUCA está dirigido por José Antonio Boga, y en él participan también el propio Santiago Melón, Susana Rojo, Marta Elena Álvarez Argüelles y Cristian Castelló. El proyecto ha sido impulsado por la Fundación Fisabio y la Universidad de Valencia. Este proyecto de secuenciación es clave para el conocimiento de la dispersión de los virus y el desarrollo de nuevos fármacos, tratamientos y vacunas, destacan sus promotores.

“Desde hace años, en el HUCA solemos preocuparnos no solo por analizar la presencia de virus en las muestras que nos envían, sino también por conocer con detalle las características de los nuevos patógenos”, explicaron a este periódico Susana Rojo y Santiago Melón. Este trabajo de base es lo que permitió, al inicio de la pandemia de covid-19, que el Laboratorio de Virología del complejo sanitario de Oviedo fuera uno de los mejor preparados para efectuar pruebas diagnósticas PCR a gran escala.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats