Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias aterida: amanece a 12,6 grados bajo cero

Los vecinos de Leitariegos sufren la temperatura más baja de la jornada

En torno del Gamoniteiro, en el macizo central de Asturias.

En torno del Gamoniteiro, en el macizo central de Asturias. Miguel Morales.

Después de la nieve, el frío extremo. Es la situación meteorológica en Asturias, que ha estrenado 2021 con una invernada como pocas se recuerdan en los últimos años. Las temperaturas extremadamente bajas son las protagonistas en toda España, donde este miércoles se registró un récord histórico de mínima: 34,1 grados bajo cero en el Pirineo catalán, en el medidor de la estación de esquí de Baqueira Beret. El anterior récord era de 1956, en la misma zona, de 32 bajo cero.

En el Principado también hace mucho frío, no tanto como en Cataluña, pero este jueves se llegó a menos 12,6 grados bajo cero en Leitariegos (Cangas del Narcea), cuyos vecinos han sufrido la temperatura más baja de la jornada. En Degaña no se han quedado cortos, con 10,2 bajo cero; y en Pajares se quedaron en menos diez grados. La jornada festiva del día de Reyes no fue mucho mejor y en Leitariegos rondaron los 10 grados bajo cero, exactamente los menos 9,8). Los vecinos del Suroccidente han tenido que abrigarse bien estos días, pues en Degaña tuvieron también el 6 de enero la segunda más baja de la jornada, con 8,9 bajo cero. Pajares (Lena), Pola de Somiedo y San Antolín de Ibias completaron la tabla de los pueblos más fríos de Asturias este miércoles con 5,2, 4,2 y 3,6 grados bajo cero, respectivamente.

Un coche pasa entre un impresionante muro de nieve, ayer, en la subida al Gamoniteiro.

Un coche pasa entre un impresionante muro de nieve, ayer, en la subida al Gamoniteiro. Miguel Morales

Ha dejado de nevar, de momento, pero en los pueblos altos –donde los espesores son considerables debido a la persistente caída de copos que se ha prolongado durante casi una semana– se las ven ahora y se las desean para limpiar carreteras, abrir acceso a las casas y recuperar las comunicaciones terrestres.

Para ejemplo, Somiedo, donde las quitanieves no han parado desde hace días. En algunas zonas se enfrentan a espesores de dos metros. Ocurrió el miércoles en La Peral, a 1.400 metros de altitud.

La mejora de la situación ha permitido reabrir carreteras como la de Arenas de Cabrales a Sotres, cerrada desde hace varias por la acumulación de nieve y la falta de máquinas para limpiar. En el Oriente, aún no se puede transitar entre Covadonga y los Lagos.

En cuanto a los puertos están cerrados este jueves 7 de enero: Connio (Ibias), Alto San Ignacio (Ponga), San Isidro (Aller), Tarna (Caso) y Arnicio (Caso). Con todo, se prevé que la situación mejore en las próximas horas al no esperarse nieve en el Principado.

Seguirá el frío con temperaturas mínimas en torno a -4 grados en el interior, llegando a -8 en zonas altas. Las heladas serán generalizadas, fuertes en las zonas de montaña. En general hoy volverá a lucir el sol por toda la región, con brumas matinales en la costa y los Picos.

La calma en el Principado durará poco pues se espera que mañana llegue la borrasca “Filomena”, más bien en la segunda mitad del día. Con todo, a medida que avanzan las horas, según la Aemet, “Filomena” parece que pierde intensidad ante su avance hacia el Norte. Desde mañana se dejará notar con lluvias y nieve, siendo la zona menos afectada Galicia y el Cantábrico. La cota de nieve variará de forma importante, aunque rondará los 300 metros.

Compartir el artículo

stats