Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturianos en la “nevadona” de Filomena en Madrid: “Nunca vimos nada igual, hay gente con esquís por la calle y la ciudad está colapsada”

“Se están cayendo árboles por el peso de la nieve y no funcionan ni autobuses ni trenes”, explican residentes en la capital, que permanecen prácticamente “autoconfinados”: “Solo se puede salir a ver la nieve”

Los vídeos de la espectacular nevada que colapsa Madrid

La “nevadona” por el temporal Filomena que está cayendo en Madrid desde el viernes mantiene a los asturianos residentes en la capital autoconfinados en una ciudad absolutamente colapsada. Todos coinciden en que no se recuerda nada similar, al menos, en el último medio siglo. “Llevo aquí 54 años y nunca he visto nada parecido. Se están cayendo árboles por el peso de la nieve y no funcionan ni autobuses ni trenes. Está todo colapsado”, comenta el langreano Fernando Granda García-Argüelles, que casi no salió de casa desde que empezó a nevar porque las calles están impracticables para el tránsito incluso de peatones. “Por la acera hay un pasillo muy resbaladizo por el que apenas puedes caminar. La gente va por el centro de las calles porque hay más de medio metro de nieve. No ves coches circulando ni autobuses. Hay sitios donde está completamente virgen la nieve de no pasar nadie por allí”, narra.

Asturianos en Madrid

Otra asturiana, que lleva 43 años en la capital de España, la ovetense Cristina Moreno-Luque Aspe, describe la estampa madrileña como “un gran manto blanco”. La mujer salió de casa para pasear a su perro y se encontró con grandes acumulaciones de nieve. “Donde no hay pisadas te hundes hasta la cintura. Las cristaleras que pusieron los bares en las terrazas se vinieron abajo. La gente va con ropa de esquiar, apoyados en bastones porque la situación está complicada. La única vía de movilidad que tenemos es el metro y cortaron la línea 10 por la situación”, relata. Los propios vecinos son quienes se afanan por abrir vías de paso para que los peatones puedan circular. “Los porteros de los edificios de La Castellana están intentado hacer un poco de tránsito, pero no para de nevar. En esta época del año es normal que nieve, pero tanto nunca lo había visto”, confiesa.

"Donde no hay pisadas te hundes hasta la cintura", señalan

decoration

El mierense Laureano Fernández Álvarez, que reside en Madrid desde el año 2003, amaneció hoy con una capa de nieve de medio metro en su terraza. “Está la cosa complicada. Lleva más de un día entero sin parar de nevar. Nunca había visto nada igual: ni aquí ni en Mieres. En 2009 recuerdo una nevada curiosa porque hubo bastante lío y no había previsión como ahora, pero esta está siendo tan gorda que no se puede hacer nada. De hecho, a una persona adulta le llega la nieve por las rodillas”, relata. A pesar del gran manto de nieve que cubre Madrid, el mierense tiene pensado salir a disfrutar con su familia de la estampa invernal. “Vivimos justo detrás del hospital de La Moraleja y los críos están intentando salir a jugar en la nieve con trineos pero es complicado. Esperemos que por la tarde pare un poco de nevar. Está siendo la mejor medida para mantenernos a todos confinados”, añade.

El gijonés Alejandro Corral Fernández, que reside en una buhardilla en el barrio de Lavapiés, teme salir a la calle porque “está impracticable. Caen cosas de los tejados y, en esta zona, las casas son muy viejas. Mi marido salió a comprar ayer y nos quedaremos en casa, no nos arriesgamos. La nevada fue impresionante. Están todos los tejados de Madrid nevados y en el nuestro hay una capa de más de medio metro”, comenta. Corral Fernández lleva 20 años en la capital y admite que “nunca vi nada igual, ni en 2009, cuando cayó otra nevada gorda”. El gijonés tenía pensado venir a Asturias el miércoles de la semana que viene, pero debido a la situación meteorológica ya está pensando en aplazar el viaje para más adelante.

Asturianos en Madrid

La familia del candasín Fernando Coro Rubio también está acorralada en Madrid. Recalaron en la capital para visitar a su familiar, con intención de regresar mañana, pero Filomena les cogió por sorpresa. No obstante, todos tratan de sacar el lado positivo de la situación. “Acabamos de salir de casa a disfrutar con el perro. Está precioso. Llevo en Madrid 9 años y nunca lo he visto así. Estoy disfrutando como un enano”, reconoce Coro Rubio. Aún así, admite el colapso de la ciudad. “En dos días se ha colapsado todo Madrid. Las carreteras están impracticables. Intentan limpiar las calles, pero al poco vuelven a estar llenas de nieve. Hay como medio metro de espesor. De hecho, tuvimos que quitar bloques de nieve en la puerta de casa para poder salir”, añade.

La situación en Madrid supone una faena para muchos y también un divertimento para otros. El ovetense Guillermo Moreno-Luque Aguirre califica el día de hoy como “tremendo”. “Hay como medio metro de nieve en la calle, las ramas se han caído sobre los coches, hay calles cortadas, cancelaron el colegio lunes y martes, están cerradas todas las tiendas, El Retiro y los parques”, cuenta. No obstante, la otra cara de la realidad es la diversión que supone para los más pequeños. Y no tan pequeños. “Es una pasada porque hay gente haciendo muchísimos muñecos de nieve, otros que van con esquís por la calle. Diversión no falta”, añade.

Asturianos en Madrid

Rubén Sánchez García, ovetense que lleva desde 2012 en Madrid, confiesa que la “nevadona” le pilló de improviso. “Estamos sorprendidos porque nunca había visto una nevada igual. Está toda la ciudad muy bloqueada. No se puede hacer mucho más que salir a pasear y a ver la nieve. Es una sensación bonita pero a la vez estamos colapsados en la ciudad. Coger el coche es totalmente imposible y si surge cualquier urgencia, sería inviable también coger otro tipo de transporte”, comenta.

Los asturianos en Madrid están intentando sobrellevar la gran nevada que asola la capital de España. Los más precavidos optan por el autoconfinamiento mientras otros prefieren adaptarse a la adversidad y salir a disfrutar, contra viento y marea, de la nieve. Eso sí, están autoconfinados debido al colapso que la borrasca “Filomena” ha desencadenado en Madrid.

Asturias en la nevada en Madrid

Compartir el artículo

stats