Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevos aludes obligan a descartar la búsqueda por tierra del operario desaparecido en San Isidro

Las catas de nieve indican un riesgo extremo de avalanchas como las de la pasada madrugada, y se espera una nueva borrasca el fin de semana

La Guardia Civil hace catas de nieve en San Isidro para elaborar un boletín de aludes Guardia Civil

La Guardia Civil descarta que en esta semana sea posible reanudar la búsqueda por tierra de Virgilio García, el trabajador del área de conservación de carreteras arrastrado por un alud de nieve el día de Año Nuevo en Rioturbio, en la subida al puerto de San Isidro. Esta pasada madrugada todavía se produjeron aludes en la zona y el pronóstico es que la situación no mejore a lo largo de la semana. Además, las previsiones meteorológicas apuntan a la llegada de una nueva borrasca para el próximo fin de semana. “El riesgo aún es extremo”, aseguró el teniente de la Guardia Civil Pablo Villabrille, jefe de la Sección Especial de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim).

Las malas condiciones meteorológicas no suspendieron sin embargo los preparativos para la búsqueda desde el aire. La Guardia Civil trasladó ayer a la zona dos nivólogos, colaboradores de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), para realizar catas con las que determinar el grado de riesgo de aludes en la ladera donde tuvo lugar el accidente.

“La cata se pudo realizar en la parte baja, pero no en la alta, en la cumbre, por la mala meteorología para volar”, explicó el teniente Villabrille. Mañana se volverá a intentar, aunque será con el helicóptero de Bomberos de Asturias, ya que han establecido turnos.

También ayer se realizaron las primeras pruebas con el georradar procedente de Letonia, conseguido por la familia y amigos de Virgilio García. Francisco González, amigo íntimo de los familiares y que participa en las labores de búsqueda, explicó que el georradar, de unos cinco kilos de peso, se acopló a uno de los drones cedidos por la empresa GAM, uno de cuyos técnicos lo dirigió desde el helicóptero de Bomberos de Asturias.

Los operadores del dron con el georradar intentarán escanear hoy toda la zona del alud para localizar al trabajador desaparecido en San Isidro SEPA

El objetivo era realizar hoy las pruebas para comprobar el óptimo funcionamiento y sincronización entre el georradar y el dron y la fiabilidad de los datos. Se eligió la zona de Viapara para realizar las pruebas. Así, explicó Francisco González, “se preparó un área de pruebas con metal y madera enterrada a unos 1,5 metros bajo la nieve. La intención es empezar mañana”.

La situación es muy compleja. “A falta de que los meteorólogos realicen el boletín de riesgo de aludes, las catas y las pruebas realizadas ayer por los expertos ya indican que la inestabilidad del terreno es altísima. De hecho, hubo alguna avalancha durante la pasada madrugada”, explicó el teniente de la Guardia Civil Pablo Villabrille.

Con esta situación, el operativo de rescate actuará durante los próximos días desde el aire, a la espera de la borrasca del próximo fin de semana. “Si viene acompañada de nieve, la situación aún se complicará más. Con lluvia sería más favorable, porque se llevaría muchísima nieve y lo mejor sería que después llegara un anticiclón y que helara. Unos 20 centímetros de hielo sobre la nieve serían un buen sustento para reducir el riesgo de avalanchas”, señaló el jefe de la Sección Especial de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim).

Compartir el artículo

stats