Asturias vuelve a pasar la barrera de los 300 positivos, una cifra que no se daba en el Principado desde la última semana de noviembre y que pone en alerta máxima a las autoridades por las derivas que pueda tener. La Consejería de Salud confirma 319 nuevos casos de coronavirus diagnosticados ayer, jornada en la que se produjeron 43 ingresos en planta y 4 en UCI, y se registraron 25 altas.

En Asturias hay actualmente 242 pacientes hospitalizados con confirmación o sospecha de covid-19 y otras 54 personas permanecen en unidades de cuidados intensivos.

Por otra parte, ayer falleció una mujer de 83 años, que residía en un centro residencial de mayores. Asturias acaba de hacer el recuento y balance de la grave incidencia del covid en la región en el 2020 y el acumulado de fallecidos ya es de más de 1.500 personas, como el acumulado de 113 años de muertos por tráfico en la región.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó el martes 4.565 pruebas de diagnóstico y la tasa de positividad se situó en el 8,28%. (Para saber cómo se obtiene esa tasa puede pinchar en el siguiente enlace).

Recomendaciones para frenar los contagios

Salud insta a la ciudadanía a relacionarse solo con convivientes, limitar al máximo la actividad social y evitar el contacto con personas mayores o con patologías crónicas si se ha afrontado alguna situación de riesgo.

 La consejería recuerda la importancia de permanecer en casa y aislarse de las personas con las que se convive ante la aparición de síntomas compatibles con la enfermedad (fiebre súbita, tos o sensación de falta de aire, pérdida de olfato y de gusto, dolores de garganta, musculares y torácicos, diarrea o cefalea). Asimismo, aconseja llamar por teléfono al centro de salud o al número de atención 984 100 400.

 Es fundamental la responsabilidad individual de las personas que están pendientes del resultado de una PCR o que son consideradas contactos estrechos para que permanezcan en sus domicilios, vigilen su estado de salud y cumplan estrictamente la cuarentena.

 Actualmente, Asturias se encuentra en el máximo nivel de alerta (nivel 4) en el caso de la incidencia acumulada a 7 días en mayores de 65 años. La subida de este indicador implica una situación de elevado riesgo por tratarse del grupo en el que la covid-19 puede resultar más grave, lo que conlleva también un incremento de la presión asistencial.

 Salud sugiere que los mayores de 65 años o con patologías crónicas eviten permanecer en espacios interiores, con mala ventilación y muchas personas, sobre todo en establecimientos de hostelería y en actividades grupales de carácter deportivo, lúdico, social o religioso.

 Además, las autoridades sanitarias y educativas instan al alumnado, especialmente a partir de 15 años, a restringir en la medida de lo posible los contactos sociales para frenar la propagación del virus. También recomiendan a las familias la vigilancia activa del estado de salud de adolescentes y convivientes, sobre todo si son mayores o tienen enfermedades crónicas.