Los interinos de las administraciones públicas en Asturias se movilizan al grito de "fijeza ya" para reclamar una solución a su situación reconocida como irregular por el Tribunal de Justicia de la Unión Europeo. Un grupo de más medio centenar de empleados públicos en distintas administraciones de Oviedo han acudido este mediodía a la convocatoria realizada en toda España para dar visibilidad a un problema que en Asturias afecta a más de 12.000 trabajadores y a unos 800.000 en el conjunto del país.

"Queremos que se aplique la normativa europea sobre la contratación en abuso por las administraciones" , planteó Antonio Navarro, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de Temporales de la Administración (SINTTA) y representante de la plataforma nacional 15F, que agrupa a un colectivo que ha decidido iniciar una campaña de movilizaciones para dar visibilidad a un problema que afecta principalmente a mayores de 45 años y, sobre todo, mujeres que han encadenado contratos temporales que en algún caso llegan hasta los 35 años de duración acumulada. "Pedimos que se paralicen todas las ofertas públicas de empleo hasta que haya una solución a nuestra situación", esgrimió Navarro, que responsabilizó a la ministra Carolina Darías de haber acelerados estos procesos "para dejar en la calle a miles de trabajadores en todo el país, porque se trata de un problema general que afecta a todas las administraciones".

Un grupo de más de 60 trabajadores públicos se han concentrado este mediodía ante la Delegación del Gobierno donde han dado lectura a un comunicado y posteriormente registraron varios documentos para exponer su situación y el riesgo en el que están miles de empleados de perder su puesto de trabajo. En ese escrito plantearon "soluciones a costa cero" para acabar de manera definitiva "con nuestra ilegal, injusta e inmoral situación laboral". Antes dieron una serie de recomendaciones sobre medidas de seguridad para evitar riesgo de contagio de coronavirus.