Oviedo se ha convertido en la segunda ciudad española menos congestionada –únicamente precedida por Cádiz–, y en la tercera con menos atascos de Europa, tras alcanzar un nivel de congestión del 11% (un 15% menos de tráfico que en 2019). Los conductores ovetenses han visto reducido el tiempo que pierden en atascos durante las horas punta, invirtiendo un total de 39 horas durante 2020, 11 menos que en 2019.

Gijón, con un nivel de congestión del 13% (un 19% menos de tráfico que en 2019), ha mejorado en 4 y 5 puestos su posición en los rankings de España y Europa, pero ha empeorado en 7 puestos su posicionamiento en el ranking global, ocupando el puesto 360.º. Los gijoneses han conseguido reducir 11 horas el tiempo que pierden en los atascos durante las horas punta, invirtiendo 41 horas en los mismos durante 2020. Son datos recogidos por TomTom (TOM2), especialista líder en tecnologías de localización, y que ha publicado en Traffic Index 2020, un informe completo que ofrece información detallada sobre cómo fue la situación del tráfico en más de 400 ciudades de 57 países durante 2020. De las 25 ciudades españolas que ha analizado el informe, Oviedo y Gijón, pese a empeorar levemente su situación en el ranking mundial con respecto a 2019, en las clasificaciones nacional y europea, ambas ciudades mejoran sus datos.

Las razones de las caídas del tráfico en ambas ciudades se derivan de la pandemia de la covid-19, ya que, como consecuencia de los confinamientos y restricciones de movilidad que se produjeron a partir de marzo de 2020, los niveles del tráfico descendieron de forma abrupta, especialmente durante los primeros meses, cuando las medidas de contención fueron más severas, y atenuándose desde entonces. Así, el mes con menos tráfico de 2020 en Gijón y Oviedo fue abril, en el que apenas se alcanzó un 1% de nivel de congestión en la ciudad gijonesa.