Los diez vecinos que residen en la urbanización de La Raya y que quedaron aislados por la nevada urgen que el Ayuntamiento de Aller o el Principado retire las grandes cantidades de nieve que prácticamente “entierran” sus viviendas. En algunos puntos, la acumulación de nieve llega a los cinco metros, aseguran.

Los residentes piden que se aborde la limpieza antes de que la nieve se compacte formando piezas de hielo, lo que haría más complicados los trabajos. Dado que próxima a la localidad se encuentra la estación de esquí de Fuentes de Invierno, que permanece cerrada, los vecinos piden al Ayuntamiento que gestione que la maquinaria de la estación invernal pueda abordar esas tareas. Los vecinos más jóvenes se desplazan con raquetas para poder ayudar a los de mayor edad.