Eulalia Josefa Paleo, más conocida como Pepita, fue la primera asturiana en recibir la vacuna el pasado 27 de diciembre y hoy, tres semanas después, ha vuelto a ser de las primeras en recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer. Pepita, de 80 años, ha hecho hoy un llamamiento a toda la ciudadanía para que se inmunice contra la covid-19 tras recibir la segunda dosis de la vacuna. "Mientras esto no baje en la calle, nosotros no salimos", ha advertido.

Con la inoculación de la segunda dosis a Pepita y al resto de residentes y trabajadores de La Mixta -el mayor geriátrico del Principado con 300 usuarios y unos 300 empleados- se ha iniciado en Asturias la administración de la segunda dosis de la vacuna dentro de una campaña en la que, hasta el viernes, se había vacunado a unas 30.000 personas, el 3 por ciento de la población.

"Hay que vacunarse todos, si no esto no marcha. La gente tiene que entender que esto cada vez va a más y que, si no se hacen las cosas bien, estamos aquí este año, al otro y a saber hasta cuando", ha señalado Pepita tras mostrar el mismo ánimo que ya exhibió para recibir la primera vacuna que se ponía en Asturias a la hora de recibir la segunda dosis.

Los receptores de la segunda dosis de la vacuna contra el covid en Asturias: "Hoy es un día para la esperanza" Amor Domínguez

"Mucha gente tiene miedo al pinchazo, ¡qué pinchazo!", ha exclamado tras ser vacunada y después de emplazar a la población a comportarse, "a no ir a los botellones ni esas fiestas que hacen sin mascarillas y sin nada" y a salir de su domicilio una o dos veces a la semana "como en marzo" dado que, de no ser así, "esto no se acaba nunca".

Tras recibir su segunda dosis, el también usuario de la Residencia La Mixta Domingo Guzmán, ha señalado que la vacuna "es necesaria para todos" y que, si alguien se niega a ponérsela, "puede perjudicar a los demás" por lo que, a su juicio, "debería ser obligatoria".

Por su parte, la enfermera de Atención Primaria Lara Menéndez, se ha mostrado satisfecha de que en Asturias se haya suministrado en dos semanas la primera dosis de la vacuna a los 23.000 usuarios y trabajadores de las residencias socio-sanitarias sin que haya habido incidencias.

Menéndez ha asegurado que, en el área sanitaria de Gijón donde trabaja, menos del diez por ciento de las personas citadas para ponerse la vacuna la han rechazado y no se ha detectado ningún efecto adverso importante tras suministrarla, algo que, ha subrayado, "debe servir de ejemplo a toda la población para que se inmunice".

Un poco emocionada aseguraba estar Socorro Mancebo, técnico auxiliar de cuidados, tras recibir su segunda dosis de la vacuna. "Es el único paso adelante que podemos dar, los casos siguen creciendo, las restricciones siguen existiendo, la ruina económica también existe y la única opción que nos queda es vacunarse", ha apuntado.

Segunda dosis de la vacuna en Asturias.

Salud recibe 5.100 vacunas menos de las previstas, pero dice que cumplirá plazos

La Consejería de Salud tendrá que extremar el cuidado de cada dosis y aplicar el máximo rigor a la planificación de las inmunizaciones, dado que hoy recibirá 5.148 dosis menos de las previstas en cada envío semanal del laboratorio Pfizer. Aun así, los responsables sanitarios se han comprometido a que se cumpla el protocolo previsto por el fabricante, de manera que los aproximadamente 30.000 asturianos que ya han recibido la primera dosis reciban la segunda justo 21 días después. El efecto protector de este tratamiento alcanza su máximo nivel siete días después de la segunda dosis.

Hasta la fecha, en la región han recibido el primer pinchazo los residentes y trabajadores de los geriátricos y buena parte de los profesionales que operan en primera línea frente al covid. Al igual que en el resto de España, los siguientes colectivos que han de ser inmunizados son el resto del personal sanitario de las redes pública y privada y los grandes dependientes.

La Consejería de Salud del Principado tiene previsto que a finales de marzo –y probablemente antes, en función de la disponibilidad de tratamientos– estén aplicadas entre 140.000 y 150.000 dosis de vacuna a los cuatro colectivos declarados prioritarios por el Ministerio de Sanidad. Prioritarios en cuanto más expuestos y más vulnerables frente al covid-19.

Salud anunció ayer que un equipo de vacunación del área sanitaria de Gijón empezará a administrar hoy, en torno a las 9.30 horas, la segunda dosis a los usuarios de la Residencia Mixta de Gijón, el mayor geriátrico de Asturias, donde se inició la vacunación el pasado 27 de diciembre. A partir de ahí, y siempre que se cumplan los compromisos de la Administración sanitaria, el proceso de vacunación en las residencias avanzará hasta quedar casi zanjado –salvo flecos por brotes u otras causas– el próximo día 29.

Segunda dosis de la vacuna en Asturias.

La reducción del suministro de Pfizer repercute sobre todos los países europeos, en los que el volumen de los envíos será del 56 por ciento de lo previsto. En Asturias, de las 11.700 dosis que estaban llegando cada lunes, hoy se recibirán 6.552. A España llegarán 205.725 dosis en lugar de las 360.000 comprometidas.

¿Por qué esta merma? Según el laboratorio, se trata de una medida temporal y encaminada a aumentar su poder de producción de 1.300 a 2.000 millones de dosis al año. Pfizer y BioNTech aseguran haber desarrollado un plan que permitirá la ampliación de las capacidades de fabricación en Europa y que permitirá suministrar de manera significativa más dosis en el segundo trimestre, lo que requerirá ciertas modificaciones de los procesos de producción. Como consecuencia de ello, las instalaciones en Puurs (Bélgica) experimentarán una reducción temporal en el número de dosis entregadas durante esta semana. La farmacéutica ha asegurado que se retomará el programa original de suministro a la Unión Europea a partir de la semana del 25 de enero, con un aumento del suministro desde la semana del 15 de febrero.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que todas las personas que recibieron la primera dosis de la vacuna y cuya segunda les corresponde en la semana que hoy comienza “van a recibirla”, pese al retraso en el suministro. “Esta semana vamos a recibir menos dosis de las previstas, pero a partir de la próxima semana seguiremos recibiendo las dosis comprometidas. No hay prevista ninguna alteración en el calendario de suministro de vacunas”, aseveró Illa. “El objetivo a corto a plazo es que en los próximos meses haya más vacunados que contagiados en nuestro país”, agregó el ministro.

En cuanto a los próximos pasos, Illa indicó que en los próximos días se dará a conocer “los grupos diana de población”, que, una vez cubierta la primera etapa de vacunación en residencias y personal sanitario, serán los siguientes en recibir la vacuna “conforme a los criterios” facilitados por el grupo de expertos.