Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Biden celebrará en televisión su jura de cargo con un gran show con presencia de asturianos

Los demócratas diseñan un espectáculo mediático para complementar el acto de mañana en el Capitolio, con José Andrés y Eva Longoria entre otras figuras

Miles de banderas llenan la explanada del National Mall, frente a Capitol Hill. | LNE

Miles de banderas llenan la explanada del National Mall, frente a Capitol Hill. | LNE

Todo será muy diferente mañana en la toma de posesión de Joe Biden como el 46.º presidente de los Estados Unidos. El público no llenará la gran explanada ante el Capitolio ni tampoco se celebrarán los desfiles y bailes que siempre cierran un día de gran fiesta en la capital. A cambio, el comité inaugural ha preparado un gran show televisivo en el que, además del presidente, estarán entre otros el chef y filántropo mierense José Andrés y la actriz Eva Longoria, con raíces familiares en Belmonte de Miranda.

Fuentes cercanas a Andrés precisaron a ayer a LA NUEVA ESPAÑA que el cocinero no participará activamente en la ceremonia de traspaso de poderes, en el Capitolio, tal como se difundió el pasado domingo desde diversos medios internacionales, aunque sí podría asistir como invitado, dada su cercanía al Partido Demócrata y su acérrima oposición a las políticas de Donald Trump durante el mandato que termina.

En el programa, en horario “prime time”, estará Lin-Manuel Miranda, creador del gran éxito de Broadway “Hamilton”. Según el comité, Miranda “recitará un trabajo clásico”. Junto a él acudirán la leyenda de la NBA Kareem Abdul-Jabbar, la líder sindical Dolores Huerta y Kim Ng, la primera mujer que llega a gerente general de un equipo de las Grandes Ligas. Tom Hanks será otro de los presentadores del especial, bajo el título “Celebrating America”, con artistas musicales como Justin Timberlake, Bruce Springsteen, Jon Bon Jovi, John Legend y los “Foo Fighters”. La actriz Kerry Washington es otra de las estrellas invitadas a un show en el que habrá comentarios de Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, que ayer renunció a su escaño por California en el Senado para poder asumir su puesto como “número dos” del nuevo gobierno.

El chef José Andrés. | LNE

En el entorno del Capitolio los preparativos avanzan con la colocación de sillas que respetan escrupulosamente la distancia social que marca la pandemia y la “siembra” de miles de banderas a lo largo y ancho del National Mall, la gran explanada que se encuentra frente a Capitol Hill, y que en circunstancias normales estaría repleta de personas que asisten a la toma de posesión del nuevo presidente.

Cuando Biden jure su cargo sobre la Biblia de Lincoln, probablemente su antecesor, Donald Trump, ya estará en Mar-a-Lago, su fastuosa propiedad en Palm Beach (Florida), en un gesto que tiene el precedente de Andrew Johnson en 1869, que también se negó a asistir a la investidura de su sucesor.

La actriz Eva Longoria. | LNE

La actriz Eva Longoria. | LNE

Con Trump o sin él, a las cinco de la tarde (hora de Washington), Biden llegará al anfiteatro provisional que se construye cada cuatro años en la escalinata del Capitolio. Lo hará acompañado por su esposa, la profesora Jill Biden, y otros miembros de su familia. Las autoridades han pedido a los residentes de Washington que se queden en casa y sigan la ceremonia por televisión, y también han hecho un llamamiento para que la gente no viaje desde otros estados.

El gigantesco despliegue de 21.000 efectivos de fuerzas de seguridad es otro poderoso elemento disuasorio. La oficina especial establecida por el FBI ha identificado hasta el momento a unos 200 sospechosos de participar en los actos violentos del pasado 6 de enero y ha detenido a otro centenar. Por si fuera poco, el Capitolio se clausuró ayer unas horas por un incendio cercano. Mañana nada puede fallar.

Compartir el artículo

stats