José Ángel Fernández Villa, el incuestionable líder del sindicato Soma durante décadas, no entrará en la cárcel pese a su condena firme. Un auto de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, que ya ha sido notificado a las partes, ha concedido al condenado la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad.

Se entiende, así, que las circunstancias de enfermedad que concurren en el caso de José Ángel Fernández Villa, hacen procedente que se atienda la petición de su representante legal para evitar la cárcel. La ley contempla que quien "sufra una enfermedad con padecimientos incurables o que su ingreso en prisión le ocasione un sufrimiento de especial intensidad o una humillación o sensación de envilecimiento superior al que correspondería a cualquier otro penado que estuviese en situación semejante" puedan beneficiarse de esa medida.

En el caso de Villa, los jueces valoran que "el prolijo y detallado dictamen médico - forense emitido permite extraer la conclusión de que el penado, debido a sus patologías, presenta un deterioro generalizado de su estado de salud, que supone una dependencia grave, precisando una tercera persona para la totalidad de las actividades de la vida diaria y siéndole muy difícil el sometimiento al régimen de horarios del Centro Penitenciario. Además el ingreso en prisión provocaría en el penado cuadros confusionales agudos y agravaría el trastorno ansioso – depresivo que sufre".

Circunstancias todas que llevan a que, en este caso concreto, "se estima procedente la concesión del beneficio de la suspensión de la entrada en prisión, pues si bien en prisión podría recibir la atención pertinente, aparte de que prestársela supondría un esfuerzo y una particular dedicación, además de un sobrecoste, por parte del Centro Penitenciario, de difícil o imposible asunción por su parte, el ingreso en la misma provocaría una especial penosidad constitutiva, a nuestro juicio, de una humillación o sensación de envilecimiento superior al que suele llevar aparejada la simple imposición de la condena a la que se refiere el Tribunal Constitucional".