Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sanitarios de Avilés esperan un retroceso de los contagios en febrero

Docentes y alumnos del Colegio Sagrada Familia de Corvera, con la actividad suspendida, realizarán las pruebas PCR el 24 y el 25

El Hospital Universitario San Agustín amaneció ayer con 41 pacientes covid ingresados en dos plantas habilitadas para estos enfermos y 21 más, también contagiados por el nuevo coronavirus, en una Unidad de Cuidados Intensivos que ya dispone de camas para hacer frente a la pandemia donde hace algo más de un año sería impensable, por ejemplo, seis en el gimnasio de rehabilitación. Algunos pacientes de la UCI acumulan ya largas estancias.

Los expertos estiman que el nivel de contagio seguirá subiendo a lo largo de esta semana y que, en febrero, apuntan, se estabilizarán las cifras. Pero descartan hablar de cualquier tipo de “normalidad” hasta al menos septiembre u octubre “siempre que se hagan las cosas bien”.

La mayoría de los sanitarios consultados defienden ahora las nuevas medidas restrictivas, y que afectan a Avilés, dictadas por el Gobierno regional: “Lo que se trata es de contener esta tercera ola y que no se dispare la incidencia”, manifestó el neumólogo Manuel Ángel Martínez Muñiz. Como en el resto de la región, la mirada está puesta sobre todo en los mayores de 65 años, la población más vulnerable: y en Avilés uno de cada cuatro avilesinos ya ha cumplido la edad natural de jubilación.

Además, los cuatro profesores del Colegio Sagrada Familia de Las Vegas, en Corvera, que dieron positivo en covid-19, circunstancia que ha obligado a guardar 10 días de aislamiento a toda la comunidad educativa, se encuentran en sus domicilios, ninguno de ellos con síntomas graves.

Los responsables del centro aseguraron que las pruebas PCR para docentes y alumnado se realizarán previsiblemente entre los días 24 y 25 de enero. Hasta entonces continuará suspendida la actividad lectiva. El primer caso se detectó el pasado miércoles y se puso en conocimiento de la Consejería de Salud. La primera decisión fue cerrar dos aulas y, con los nuevos positivos, el viernes, se optó por cerrar todo el colegio. El Sagrada Familia suma 68 alumnos de hasta 3 años y 71 más entre 3 y 6 años de edad. A todos ellos, además del equipo docente se les realizarán las pruebas para descartar contagios.

Compartir el artículo

stats