Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 2.000 personas han rechazado vacunarse contra el coronavirus en Asturias

Supone un 6,5 por ciento del total de los más de 30.000 que ya han iniciado el proceso de inmunización

Una dosis de la vacuna.

Una dosis de la vacuna.

Hasta el pasado día 20 en Asturias ya se habían vacunado contra el coronavirus 33.474 personas según los datos publicados por el Observatorio de la Salud del Principado de Asturias. Además en la estadística oficial se incluye también una mención especial a los 2.336 personas que, a pesar de pertenecer a un grupo de riesgo o prioritario, ha rechazado ponerse la vacuna. Suponen un 6,5 por ciento del total y en estos dos millares de personas también se incluyen aquellos que cuentan con patologías para los que no está indicada la vacunación.

Los recortes de la farmacéutica Pfizer en el suministro de vacunas ya acarrean sus primeras consecuencias en Asturias. Salud ha suspendido la vacunación al personal sanitario para asegurar que habrá las suficientes dosis para inocular la segunda tanda a la totalidad de los residentes en los geriátricos así como al personal sociosanitario que los atiende. Un total de 3.720 asturianos ya han recibido la segunda dosis de la vacuna Pfizer y, por tanto, están inmunizados, aseguró ayer el director general de Salud Pública, Rafa Cofiño.

La directora general del Servicio de Salud (Sespa), Concepción Saavedra, aseguró que aún se desconoce si la próxima semana llegarán las 11.700 dosis que venían llegando, o si se reducirá esta cifra “en dos bandejas” como ha ocurrido esta semana. “Si es así, se volverá a actuar igual que esta semana, dando prioridad a quienes tienen que recibir la segunda dosis para la inmunización”, afirmó.

Los cincuenta equipos de vacunación del Sespa utilizan mayoritariamente el material técnico adecuado para obtener seis dosis de vacuna de cada vial, lo que permite su aprovechamiento máximo y asegura también una administración más efectiva, aseguró Saavedra. “La próxima semana ya está planificada, y si se puede porque hay suficientes vacunas, se volverá a vacunar a los profesionales” para terminar de administrar la primera dosis a la totalidad de los sanitarios y sociosanitarios de la región.

Precisamente entre las enfermeras del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) crece la preocupación por la demora en su vacunación. “Trabajamos a diario con pacientes que no sabemos si están o no contagiados y ante esta incertidumbre tenemos que estar en casa con mascarilla a todas horas”, comentó a este periódico una sanitaria del HUCA, que expresó dudas sobre las prioridades de vacunación. “Todavía no sabemos ni la fecha en que nos pondrán la primera dosis cuando ya se están poniendo las segundas”, cuestionó

El personal sanitario y sociosanitario que por cualquier motivo no haya recibido la primera dosis de la vacuna podrá solicitarla y la recibirá al mismo tiempo que el resto de sus compañeros reciben la segunda, aclaró ayer Saavedra.

La directora general del Sespa también avanzó la estrategia para la vacunación del siguiente grupo de riesgo: los mayores de 80 años que residen en sus domicilios.

Salud ya cuenta con un listado para llamarles y darles cita. “Habrá casos en los que los equipos de vacunación irán a los casas, si esas personas no se pueden trasladar”, anunció Saavedra. Los que residan en zonas rurales serán citados en los centros de salud, y en las áreas urbanas habrá horarios de tarde o se instalarán puntos específicos de vacunación. “Queremos que haya dos circuitos independientes”, explicó la directora general del Sespa. “El lema es vacunar al mayor número posible de personas en el menor tiempo posible, y lo mantenemos, siempre que lleguen las vacunas”, matizó.

“Se empezó el 27 de diciembre con 50 equipos de dos profesionales cada uno, que han realizado un trabajo excelente y muy intenso, también durante los días festivos”. A ellos se suma “el personal de logística y los profesionales del sistema de información, que es nuestro, propio, y que registra en paralelo a que se vacuna”. Unos equipos que se podrán ampliar en el futuro.

Compartir el artículo

stats