Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales se preparan para un nuevo embate tras llegar a 434 casos en un día

Los ingresos crecen el 150% en una semana y Salud prevé que se mantenga ese ritmo cuando aún hay pacientes de la segunda ola

Una de las plantas covid del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Una de las plantas covid del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Asturias, inmersa ya en la tercera ola de la pandemia por covid-19, se prepara para afrontar un nuevo incremento de la presión al sistema hospitalario que se prevé más fuerte para la semana que viene. La cifra de contagios se ha disparado, con 434 nuevos casos confirmados el miércoles y la expectativa de que continúen al alza esta semana y se disparen la próxima. Pero no solo eso. En la última semana se registraron 24 brotes, con lo que el número de focos activos se eleva a 55, con un total de 832 casos en total. Ese aumento de la incidencia afectará de manera importante a los mayores de 65 años, lo que supondrá que, según las previsiones de Salud, a partir de la semana que viene empezarán a aumentar las hospitalizaciones, que ya se han incrementado un 150 por ciento en la última semana. Ese alza se trasladará a continuación a las unidades de cuidados intensivos (UCI).

El director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, explicó ayer que en los últimos siete días se confirmaron 2.144 nuevos casos, de los que 491 correspondieron a personas mayores de 65 años. El acumulado de diagnosticados de covid-19 desde que se inició la pandemia hace casi un año llega a 3.452, el 3,08 por ciento de la población. Pero pese a que esa tasa parezca baja, Asturias está en la actualidad en el nivel 4 (riesgo muy alto) en los indicadores de transmisión, y hace 3 días pasó al nivel 3 (riesgo alto) en el indicador de ocupación hospitalaria. En las últimas dos semanas, tras las fiestas navideñas, entre 3 y 4 asturianos de cada 1.000 han dado positivo en coronavirus, duplicando la tasa que se tenía el 8 de enero, justo después de Reyes. Y así, se ha pasado de registrarse 56 casos en Navidad a los 434 de ayer.

Concepción Saavedra, directora general del Servicio de Salud del Principado (Sespa), afirmó que el sistema sanitario asturiano está preparado para afrontar este nuevo repunte, en el que además hay un factor añadido que juega en contra: aún están hospitalizadas personas contagiadas en la segunda ola, tanto en planta como en las UCI. Según los datos facilitados ayer por Salud, ahora hay 403 pacientes hospitalizados, de los que 340 lo están en planta y 63 en cuidados intensivos.

Evolución del número diario de casos en Asturias

Se mantiene de momento contenida la cifra de defunciones, con ocho fallecimientos comunicados ayer: cinco mujeres de edades comprendidas entre los 79 y los 96 años, y tres hombres de 66, 85 y 87 años. Seis de estas personas residían en centros geriátricos. Concepción Saavedra explicó que hasta ahora se ha mantenido la actividad programada en los hospitales asturianos, “pero probablemente habrá que reorganizarla” una vez más para liberar recursos materiales y personal sanitario. Añadió que previsiblemente hoy empezarán a funcionar 17 camas más en el Sanatorio Adaro de Langreo, que se sumarán a las que se mantienen activas en otros centros, como el de Cruz Roja de Gijón.

La directora general de Salud Pública añadió que los servicios de Atención Primaria tienen en seguimiento a 10.135 ciudadanos, entre casos positivos y contactos estrechos. También se mantienen activos 14 puntos autocovid, que se pueden ampliar para realizar cribados, o bien poner en marcha alguno nuevo de manera temporal.

Cribados escolares

Precisamente unas 130 personas vinculadas al colegio Sagrada Familia de Corvera (alumnos, docentes y otras personas relacionadas con el centro) han sido citados en el hospital San Agustín de Avilés para realizar, a partir de las 11.30 horas, pruebas PCR a modo de cribado masivo, para lo que se ha habilitado un autocovid. Solo deben acudir aquellos niños que no han realizado la PCR esta semana, ya que los que están registrados como positivos por pruebas anteriores no aparecerán en las listas.

La escuela de San Juan de Beleño (Ponga) está en cuarentena. El aula, que pertenece al Centro Rural Agrupado Picos de Europa, ha tenido que cerrar sus puertas después de que uno de los miembros del claustro haya dado positivo en coronavirus. Además de la decena de alumnos que acude a la escuela, guardarán el confinamiento preceptivo los maestros especialistas que desarrollaron su actividad de lunes a miércoles en este centro pongueto.

El alumnado y los profesores de las otras dos escuelas que forman el Centro Rural Agrupado, la de Mestas de Con (Cangas de Onís) y la de Benia (Onís), no se verán afectados salvo por las cuarentenas correspondientes a los especialistas que acudieron a Beleño.

Compartir el artículo

stats