Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pérdidas de hasta el 70% por el cierre en Llanes: “Sobrevivir no está siendo nada fácil”

“De las 22 visitas que realiza un comercial a los bares en un día se han hecho 8 porque muchos están cerrados”, describen en una distribuidora

Dos vecinos, ayer, en la calle Manuel Cué de Llanes, zona de sidrerías, donde únicamente hay abierto un bar. | Eva San Román

Dos vecinos, ayer, en la calle Manuel Cué de Llanes, zona de sidrerías, donde únicamente hay abierto un bar. | Eva San Román

En Llanes hubo voces encontradas el primer día del cierre perimetral. “O nos meten en casa o esto no se soluciona, aquí la gente puede venir igual si tiene un permiso”, señalaba una vecina, enfadada al ver que la actividad en la villa era “parecida a la de otros días”. Pero no fue así del todo. El sector hostelero ha reajustado su actividad: en algunos casos se prescinde de los camareros, en otros se abrirá solo el fin de semana y, en la mayor parte, el cierre ha sido total porque, coinciden, “la terraza no da para pagar ni los gastos”.

Y con las decisiones de la hostelería gira la rueda de las empresas de servicios que se nutren de ella. En la distribuidora de bebidas Exclusivas Garci cifran las pérdidas que se registrarán debido al cerco en “hasta un 70 por ciento”. Ahora “la hostelería depende de la terraza, no todos tienen o no son cerradas, estamos en enero y hace frío... En la ruta de un comercial donde se hacen 22 visitas se han realizado 8 porque el resto están cerrados y de esos 8 el pedido es el que necesitan para atender las pocas mesas que puedan tener. Los márgenes van a ser escasos”, apunta Pablo Garci, uno de los gerentes de la empresa. “Nosotros solemos tener 10 empleados y ahora hay 4 y los que se mantienen es por prestar un servicio y no dejar descubiertas las zonas, pero no porque sea rentable”, lamenta.

No han reducido su plantilla en Comercial Oriente de Suministros. Rogelio Quintana, su gerente, reconoce que el cierre “nos afecta y mucho, no en vano en torno al 80 o el 85 por ciento de facturación proviene del sector hostelería. Si a la merma de ingresos lógica por la época del año en la que estamos, le sumas esta situación, resulta fácil comprender que no está siendo sencillo”, evidencia. “En nuestro caso, aguantamos el primer confinamiento a base de buscar financiación, este segundo cierre y posterior apertura ‘en falso’ tuvimos que afrontarlo con un ERTE parcial reduciendo horas de trabajo. Diciembre supuso en torno al 40 por ciento menos de ingresos debido a las restricciones y a que muchos hosteleros optaron por no abrir, y enero se presenta a la fecha con casi un 60 por ciento menos”, calcula.

La situación de Llanes

Datos a 22/01/2021

IA Incidencia acumulada Días superando el valor máximo Tendencia del dato
El concejo está cerrado Cierra próximamente ! Está cerca de cumplir las condiciones para el cierre
Parámetros incumplidos
Concejo IA gen. a 14 días
Máx.: 325
IA +65 años a 14 días
Máx.: 195
Traz.
Min.: 75
3 días en alerta extrema IA gen. Sit.
Llanes =
Del 21/01
al 03/02 *
Últimos 3 días
21/01/2021
Nuevos casos: 5
700,2 570,1 63,7  
20/01/2021
Nuevos casos: 5
700,2 598,6 65,7  
19/01/2021
Nuevos casos: 6
663,3 541,6 66,4  
* las fechas son susceptibles de prórroga
Fuente de los datos: Observatorio de Salud en Asturias

Tampoco va a ser rentable mantener abierta la tienda Origen de Posada de Llanes, un lugar donde el producto de venta se centra en la artesanía y la tradición. “Nosotros somos una tienda para turistas, está claro. No vendemos productos que se consuman diariamente por los vecinos, con lo que es evidente que nos va a influir este cierre de forma muy negativa en todos los aspectos”, explica su dueño, Juan Antonio Ruenes. Sin embargo, “es algo que hay que hacer, tenemos que empujar todos en la misma dirección porque aunque ahora estemos apretados hemos de pensar en que este esfuerzo servirá para que, tal vez, podamos vivir un verano con algo de normalidad”, prevé.

Por otro lado, la vida administrativa continúa. “Si tienes permiso, cita o puedes justificar el viaje, se puede entrar y salir sin problema”, explica Carlos Santos, “aunque yo controles no he visto ninguno”, agrega este ganadero. Él, como tantos otros, acude a “arreglar papeles” a la villa. Porque en ella se encuentra la oficina de empleo que da servicio a los municipios colindantes, o la oficina comarcal de Medio Rural y Pesca. Desde esta última explican que “los ganaderos tienen siete días naturales para registrar altas o bajas y tienen que hacerlo, no importa de dónde sean”, indica una trabajadora. A la oficina de Llanes acuden los de Ribadedeva o Peñamellera Baja “y nosotras damos cita telefónica, no queda registrada” con lo que aconsejan a los usuarios “viajar con el libro de explotación y, si hay problemas, que nos llamen para justificar que, efectivamente, deben venir a hacer el trámite”. Ayer, indicó, se notó “menos gente, pero se irá normalizando” porque la vida laboral tiene que seguir pese al cierre.

Compartir el artículo

stats