La polémica por los protocolos -o el supuesto incumplimiento de ellos- de vacunación contra el covid-19 ha llegado también a Asturias. La Federación Socialista Asturiana ha decidido suspender cautelarmente de militancia a Carmen Piedralba, concejala socialista de Castrillón, tras tener conocimiento de que recibió una dosis de la cotizada inmunización. Piedralba es trabajadora sanitaria en el hospital de San Agustín, pero ejerce funciones sindicales al estar liberada por UGT.

El PSOE asturiano ha decidido actuar contundentemente ante la polémica suscitada por este caso y, mientras "se esclarece" lo sucedido, ha decidido suspender la militancia de Carmen Piedralba, que además dejará de ejercer su responsabilidad al frente de la concejalía de Derechos y Servicios Sociales del ayuntamiento castrillonense.

La versión de la edil, por su parte, sostiene que fue llamada a vacunarse como otros trabajadores sanitarios del hospital avilesino. Y, como tal, acudió a la cita.

El presidente Adrián Barbón, así como otros portavoces del gobierno, han sido contundentes a la hora de asegurar que se depurarán responsabilidades en los casos que se detecten de vacunación irregular a integrantes de grupos poblacionales que no sean preferentes. De momento, la campaña, para la que aún llegan vacunas en cantidades limitadas, se ha iniciado en residentes y trabajadores de geriátricos y en sanitarios que trabajan en primera línea contra el covid.