El Gobierno asturiano ha pedido esta mañana a los mayores que viven en sus casas que "limiten su vida social y se autoconfinen en la medida de lo posible". Es el llamamiento que ha realizado la portavoz del Ejecutivo y consejera de Derechos Sociales, Melania Álvarez, una vez que la vacunación en las residencias de mayores comienza a dar sus frutos, pues el número de casos ha bajado en un 84 por ciento y la mortalidad en un 89 por ciento. La recomedación del Principado tiene por objeto evitar que los mayores que viven fuera de centros residenciales sean víctimas de la tercera ola del covid-19, que está creciendo en la zona centro de Asturias.. El inicio de la vacunación a este colectivo está previsto para el mes de marzo.

Hasta el momento ya han recibido las dos dosis de la vacuna un total de 3.720 personas entre residentes y trabajadores de los centros sociosanitarias y la consejera ha garantizado que la vacunación en las residencia de mayores se completará en una semanas, a lo largo del mes de febrero, como estaba previsto, pese a la reducción en el número de vacunas recibidas en la última tanda, que ha obligado a suspender temporalmente la vacunación de personal sanitario. "No sabemos aún las dosis que recibiremos la próxima semana (...) pero no hay riesgo de que de el personal sanitario se quede sin vacunar", aseguró Melania Álvarez, quien indicó que el Consejo de Gobierno "ha pedido un informe al SESPA para esclarecer si se cumplieron los criterios técnicos " en la vacunación de una concejal de Castrillón, Carmen Piedralba, que además está liberada. "Como dijo el presidente del Principado, no toleraremos ni una irregularidad en el proceso de vacunación", recalcó Melania Álvarez. El Gobierno asturiano tras el escándalo en Murcia, que se saldó con la dimisión del consejero de Sanidad por haberse vacunado, aseguró que ningún miembro de su Ejecutivo, ni el consejero de Salud, Pablo Fernández, había sido vacunado en esta primera tanda. "El SESPA sigue las estrategias definidas por el Ministerio, que pasan por la obligación de vacunar lo antes posible a los grupos de riesgo", indicó Melania Álvarez.

La portavoz del Gobierno autonómico, además de llamar la atención sobre este avance en el proceso de inmunización en las residencias en Asturias, ha querido hacer un llamamiento a las personas mayores que viven en sus domicilios, que son la gran mayoría. "Les pedimos que extremen las precauciones, limiten su vida social y se autoconfinen en la medida de lo posible", planteó la consejera de Derechos Sociales. El Principado, añadió, ha habilitado un centro en Corvera para acoger a los mayores contagiados de covid-19 asintomáticos que no tienen posibilidad de guardar aislamiento en las residencias donde viven, por la dificultad que entraña la sectorización. Además , este centro, con medio centenar de plazas de las que ocho ya están ocupadas, también acogerá a mayores que deben guardar aislamiento por ser contacto estrecho de positivos.