Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hostelero medio en Asturias cobraría 4.000 euros del fondo de rescate por cinco meses

La patronal Otea rechaza las cuantías del primer borrador de las nuevas ayudas y exige para el sector “al menos” el 50% de las prestaciones

Protesta hostelera en Avilés el pasado diciembre. | RICARDO SOLÍS

Protesta hostelera en Avilés el pasado diciembre. | RICARDO SOLÍS

Un hostelero medio asturiano recibirá de aquí a mayo un pago único de 4.000 euros del fondo de ayudas que ultima el Ejecutivo regional, según el primer borrador al que ha tenido acceso este periódico. El documento incluye algunas de las exigencias que había realizado la patronal del sector, Otea, como que se tenga en cuenta el número de trabajadores y también el de locales para recibir aportaciones adicionales. Pero Otea exige que “al menos” el 50 por ciento de las ayudas previstas se destinen a su colectivo, “para que se adecue al máximo posible al gravísimo quebranto económico” que sufre el sector turístico. Mayor satisfacción mostraron aquellos que hasta ahora no han recibido apoyo económico alguno, o ha sido mínimo, al tenérseles en cuenta, aunque las cuantías sean “insuficientes” para cubrir las pérdidas provocadas por la pandemia en negocios como las agencias de viajes.

El primer borrador de la primera convocatoria de ayudas para este año, con cargo al fondo de 100 millones de euros habilitado por el Gobierno regional en los presupuestos de este ejercicio, establece que las aportaciones serán directas y en un solo pago. Fija tres bloques, y a cada uno se le asigna una cuantía al mes (se tienen en cuenta cinco meses con lo que se multiplica por 5) y otras adicionales en función del número de trabajadores y del número de locales. En esta ocasión el Gobierno también ha tenido en cuenta la petición de la patronal Otea para que los colaboradores autónomos (socios) computen como trabajadores. Esto favorece a quien tiene un negocio y alguno de sus familiares trabaja en él como autónomo (por ejemplo, un bar que esté a nombre de una mujer y también trabaje en él su marido u otro familiar).

Bloque 1

Incluye actividades clausuradas y otras equiparables, para aquellos negocios cerrados a principios de año y que se prevé que estén cerrados durante cinco meses (hasta mayo). Es el caso, entre otros, del ocio nocturno, los hoteles, las casas rurales, agencias de viajes, orquestas, atracciones de feria...

La ayuda final, en un solo pago, sería de 4.500 euros si no se tiene ningún asalariado; subiría a 6.000 si se tiene de 1 a 4 contratados; a 7.500 si se va de 5 a 9 trabajadores, y hasta 9.000 euros si los empleados van de 10 hasta 249.

Si el empresario tiene dos locales recibirá una aportación adicional de 1.250 euros; la cuantía sube a 2.000 si tiene 3 o 4 establecimientos, y a 3.000 si tiene 5 o más.

Un ejemplo práctico: un empresario de ocio nocturno con un local y entre 5 y 9 trabajadores recibiría un pago único de 7.500 euros.

Hay empresarios del ocio nocturno que acumulan un importante número de locales. Si fueran, por ejemplo, 5 establecimientos o más, y más de 10 empleados, la ayuda global sería de 12.000 euros.

Una terraza hostelera en Avilés, con mínima ocupación. | Mara Villamuza

Bloque 2

Aglutina a actividades con limitaciones severas, incluyendo el cierre intermitente. Aquí entrarían la hostelería, los restaurantes, los gimnasios y los distribuidores de bebidas, entre otros.

En este caso, el que no tenga asalariados cobraría una ayuda de 3.000 euros; de 4.000 si tiene de 1 a 4; de 5.000 si cuenta de 5 a 9 asalariados y de 6.000 si tiene más de 10. Si además tiene dos establecimientos cobraría 1.250 euros adicionales, que serían 2.000 si fueran 3 o 4 locales, y 3.000 si son 5 o más.

El hostelero medio asturiano tiene un solo local y de 1 a 4 trabajadores, con lo que recibiría una ayuda total en un solo pago de 4.000 euros. Otro ejemplo: un empresario con dos establecimientos y entre 5 y 9 empleados recibiría 6.250 euros.

Bloque 3

Es el que agrupa a aquellas actividades distintas a las anteriores que sufren una “caída significativa” por la aplicación de las medidas restrictivas anticovid. Sería el caso, entre otros, de los taxistas, los clubes deportivos, los mercadillos y negocios ligados a la cultura.

Las ayudas globales y en un solo pago para los que no tengan asalariados es de 1.500 euros, que suben a 2.000 si tienen entre 1 y 4 empleados, aumentaría a 2.500 con entre 5 y 9 trabajadores y llegaría a los 3.000 si su plantilla va de 10 a 249 contratados.

Si se tienen dos o más establecimientos la aportación adicional sería de 1.250 euros, que llegaría a los 2.000 en el caso de 3 o 4 locales y hasta los 3.000 euros si fueran 5 o más.

Por ejemplo, un taxista con un solo vehículo y un empleado cobraría 2.000 euros. Si tuviera dos coches y dos empleados la cuantía subiría a 3.250.

Este primer borrador, que el Gobierno regional aún está negociando, no convence al sector de la hostelería, pese a que recoge algunas de sus reivindicaciones. Distintas fuentes coincidieron en señalar que no se cubren “ni de lejos” las pérdidas sufridas e incluso hubo quien calificó las cantidades de “ridículas”.

La patronal Otea eludió pronunciarse. En un comunicado público se limitó a indicar que el lunes mantendrá una reunión con la viceconsejera de Turismo, Graciela Blanco, para estudiar la propuesta. Y advirtió que está preparando su propio documento de necesidades del sector y las ayudas que considera imprescindibles para entregarlas al Ejecutivo regional y también al resto de grupos parlamentarios.

Pedimos a los partidos políticos que se esfuercen por estudiar con detenimiento nuestras peticiones para que el reparto se adecue lo máximo posible al gravísimo quebranto económico que la pandemia y las medidas para combatirla han generado y siguen generando al sector turístico asturiano. Que al menos el 50 por ciento de las ayudas previstas se destinen al sector”, dice Otea en su comunicado.

Ligeramente más satisfecho se mostró el presidente de la asociación de Operadores turísticos y agencias de viajes, Otava, en Asturias, Íñigo Fernández. “No es la panacea y llega tarde, cuando muchos ya se han quedado por el camino porque no han podido aguantar tantos meses de inactividad. Pero al menos nos tienen en consideración y en el grupo de los más afectados, porque la inactividad es total”, señaló.

Este documento es un primer borrador que aún se está negociando y que, por tanto, puede presentar variaciones.

Compartir el artículo

stats