Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Se pueden imponer nuevas restricciones en Asturias?

Dos personas en la terraza de un bar.

Dos personas en la terraza de un bar.

El presidente del Principado Adrián Barbón lo repite una y otra vez. Asturias fue hace meses la primera comunidad que pidió el confinamiento total de la población. Fue la primera, por tanto, a la que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, denegó esta posibilidad. "El confinamiento que nosotros planteábamos no era el de marzo y abril, era más light, en el sentido que se permitía salir a pasear, habría franjas de horarios, posibilidad de seguir trabajando con más o menos normalidad. Lo que nos dicen los epidemiólogos es que a más movilidad y más interacción, más contagios y por eso tenemos que bajar la presión. Las próximas semanas serán claves, Va a depender de nosotros. Da igual que nosotros adoptemos decisiones durísimas como las que estamos adoptando, que nos cuestan. Alguien puede creer que es fácil para mí levantarme por las mañanas, ver los datos y tener que tomar medidas restrictivas. No hay ningún placer en eso, pero hay que ver la evolución, si estas medidas restrictivas dan los efectos deseados, y por tanto no sería necesario", aseguraba Barbón en una entrevista con LA NUEVA ESPAÑA. Pero no fue el único "no" que recibió el Principado en los últimos días. La comunidad también quiso, sin éxito, adelantar el toque de queda a las seis de la tarde. Ahora, con los casos en ascenso en la comunidad y en plena subida de la tercera ola, con Madrid anunciando nuevas restricciones y los hospitales temiendo la avalancha la pregunta vuelve a ser pertinente: ¿qué nuevas restricciones puede adoptar Asturias?

Lo cierto es que con la ley en la mano es prácticamente imposible. O el gobierno central avanza hacia un confinamiento similar al que tuvo lugar en marzo paralizando completamente la economía o el estado de alarma actualmente vigente no da muchas más opciones.

El toque de queda

A través del decreto en el que se aprobaba el nuevo estado de alarma vigente durante meses el gobierno central estableció "la prohibición general de la movilidad nocturna entre las 23 horas y las 6 de la mañana, pudiendo cada Comunidad Autónoma modular su inicio entre las 22:00 y las 00:00 horas y su fin entre las 5:00 y las 7:00 de la mañana". Asturias ya está en el nivel máximo de prohibición. Pero quiere más.

La movilidad también se restringe estos días, de hecho, con el cierre perimetral de los concejos. El gobierno regional ha impuesto unos criterios objetivos para clausurarlos y lo cierto es que los más poblados ya tienen su movilidad reducida. Asturias también ha impedido (sólo hubo una pequeña excepción en Navidad) la entrada y salida de su comunidad.

Cierre de la hostelería

El gobierno regional es consciente de que tiene que andar con cuidado en este aspecto. Actualmente los concejos que están cerrados perimetralmente (los más poblados) sólo permiten el consumo en terrazas. El sector habla de un "cierre encubierto" al que hay que sumar la clausura de las grandes superficies. Poco más se puede hacer en este aspecto.

Compartir el artículo

stats