Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado no secunda el “motín” contra Montero por controlar los fondos europeos

El Ejecutivo asturiano cierra filas con la ministra de Hacienda, que tuvo que retirar un sistema que ideó para ganar todas las votaciones a las regiones

El Principado cierra filas con el Gobierno de Pedro Sánchez y considera “legítima pero interesada” la interpretación proveniente “de la derecha” de que hubo una “batalla campal” durante el primer cónclave telemático celebrado el jueves por las comunidades autónomas, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para debatir la gestión del plan de recuperación.

El Ejecutivo asturiano no secundó el “motín” protagonizado por las regiones gobernadas por el PP y Ciudadanos (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Madrid y Murcia), las controladas por nacionalistas (Cataluña y el País Vasco) y dos dirigidas por el PSOE (Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha), que manifestaron su disgusto con el plan de Montero, al considerar que la Ministra pretendía aplicar un reglamento que dejaría siempre la decisión final en sus manos. Se mantuvieron firmes junto al Gobierno central –o al menos no manifestaron queja alguna–, además de los representantes del Principado, los de Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura y La Rioja.

El porqué de las protestas: en el borrador presentado por la Ministra, se reservaba para el Ejecutivo del que forma parte 19 votos, justo los mismos que sumaban todas las comunidades autónomas. Con una particularidad: en caso de empate se impondría el voto de calidad, el suyo, precisamente. Se aseguraba de este modo ganar todas las votaciones, y la gestión del dinero comunitario, lo que soliviantó a la mayoría de los dirigentes autonómicos presentes en la conferencia, que exigen una “cogobernanza verdadera” de los fondos europeos.

El “motín”, incluso entre sus propias filas fue de tal calibre, según fuentes del PP consultadas por este periódico, que Montero acabó dando marcha atrás y retirando el reglamento de funcionamiento de la conferencia sectorial de los fondos europeos. Las regiones tienen ahora unas semanas para enviar a Hacienda sus alegaciones. Después, el Ministerio presentará una nueva propuesta de reglamento.

La versión aportada por el Principado es radicalmente diferente: consideran que la propuesta del Gobierno central es la que garantiza la cogobernanza del dinero comunitario. “Queremos participar en la cogobernanza”, señalaron fuentes del Ejecutivo de Adrián Barbón, que negaron que hubiera habido “batalla” en la reunión telemática. Simplemente, algunas regiones mostraron “discrepancias” con el borrador del reglamento que regirá el funcionamiento de la conferencia sectorial, lo que llevó a la ministra, “de inmediato”, a retirarlo (no se votó finalmente) y a anunciar que sería revisado y que estaba dispuesta a recoger las aportaciones de las comunidades autónomas. Aportaciones que serán votadas en un próximo encuentro.

Según el Principado, el reglamento no tiene “nada que ver con la gestión de los fondos europeos”, como se ha afirmado “por error o por interés” desde algunos sectores. “Además, los fondos ya vienen en su mayoría bastante marcados por Europa”, añadieron las fuentes del Ejecutivo asturiano, que niegan asimismo que las regiones hayan cuestionado la cogobernanza de los fondos, que según aseguraron el Gobierno español “está respetando”.

Compartir el artículo

stats