Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales se reorganizan para otra avalancha: 56 ingresos en un solo día

Los tres grandes centros habilitan más plantas y espacios para acoger nuevos pacientes | La tasa de positividad preocupa: no deja de crecer

Hospital provisional de la Feria de Muestras.

Hospital provisional de la Feria de Muestras. JUAN PLAZA

Los hospitales asturianos se empiezan a reorganizar para una nueva avalancha de enfermos por covid-19. El pasado viernes ingresaron 56 nuevos pacientes en un solo día. En total ya hay 480 pacientes afectados por el virus, de los que 68 están en unidades de cuidados intensivos (UCI). A la ampliación del hospital de campaña en la Feria de Muestras se suman una nueva planta en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), otra en el de Cabueñes (Gijón) y el gimnasio de rehabilitación del Hospital Universitario San Agustín (Avilés). La región registró el viernes otros ocho fallecimientos de entre 72 y 95 años.

Salud comunicó ayer 336 nuevos positivos por covid-19 confirmados el viernes. Son 175 menos que en la jornada anterior. Estas cifras por sí solas llaman a engaño, ya que ese descenso se explica porque se realizaron 2.220 pruebas menos. Sin embargo, si se tiene en cuenta la tasa de positividad, se evidencia que los contagios siguen al alza, porque se pasó del 10,24 por ciento al 12,37, cuando el límite establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es del 5 por ciento. A partir de ahí, se considera que la transmisión del virus está descontrolada.

La directora general del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, ya advirtió hace unos días de que la situación en esta tercera ola es todavía más compleja que en la anterior, porque todavía hay pacientes ingresados de la segunda ola, tanto en planta como en UCI.

El ritmo de avance de las infecciones provocadas por el covid-19 es el siguiente: desde que se detectan los primeros síntomas hasta que se da positivo en la PCR pueden pasar, de media, unos 5 días. Si la situación se complica, entre los 7 y los 10 días posteriores se produce el ingreso en un hospital; y si el estado de salud del paciente empeora, normalmente a la semana ingresa en UCI, donde la estancia media es de dos meses.

El HUCA está preparando una planta nueva para alojar a pacientes afectados por covid-19, que se suma a las tres de positivos y la de sospechas. En el Hospital de Cabueñes se está acondicionando otra, y ya serán cuatro plantas de positivos y dos de sospechas (precovid), además de sus dos UCI covid (con capacidad de reabrir la unidad de cuidados sin ingreso para que sean tres).

La unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario San Agustín de Avilés está a punto de llenarse con pacientes infectados con covid-19. En previsión de desbordamiento, la gerencia del área sanitaria III ha dado instrucciones de tener preparado el gimnasio de rehabilitación del centro médico con camas y respiradores para atender a los enfermos de covid más críticos. Además, de forma paralela, el plan inicial es el traslado si fuera necesario de los pacientes más graves desde Avilés al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), detallaron ayer fuentes hospitalarias. El San Agustín cuenta además en estos momentos con tres plantas de hospitalización destinadas específicamente a enfermos de coronavirus.

A las 272 camas disponibles en los tres principales hospitales de la región hay que añadir las del hospital de campaña (H144) en la Feria de Muestras de Gijón, las camas disponibles en el Credine de Langreo, las del Hospital de Cruz Roja en Gijón, Hospital de Jove, Sanatorio Adaro y Monte Naranco de Oviedo.

Elena Álvarez y Nuria Maeso vacunan a Edita Trelles, María Teresa Prisa y María Nieves Álvarez en el geriátrico Virgen del Coral en Salinas (Castrillón). | Mara Villamuza.

Salud confirma para hoy la llegada de una nueva remesa de vacunas, pero no sabe cuántas

La Consejería de Salud confirmó ayer que está prevista la llegada de una nueva remesa de vacunas para hoy, aunque matizó que hasta hoy no podrá confirmar el número de dosis que llegan a la región. Asturias se vio afectada la semana pasada por el recorte del suministro provocado por Pfizer, lo que obligó al Principado a reordenar su programa de vacunación para asegurar la segunda dosis en todos los geriátricos asturianos. Esto supuso que muchos sanitarios considerados prioritarios para la inoculación de la profilaxis hayan quedado sin vacunar por ahora. La directora general del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, aseguró que a mediados de la semana pasada ya había más de 3.700 asturianos que habían recibido la segunda dosis de inmunización contra el covid-19. Esta semana se espera que la remesa sea suficiente para finalizar en los geriátricos y recuperar el ritmo con el personal sanitario. Pero no se sabrá hasta hoy.

Compartir el artículo

stats