Tras la nieve y las lluvias, incesantes en las últimas horas, ha llegado con intensidad el deshielo y la evolución de los ríos empieza a ser preocupante. De tal manera que las autoridades regionales se han visto en la obligación de activar la Fase de Preemergencia del Plan Especial de Protección Civil ante Inundaciones del Principado de Asturias (PLANINPA).

La Consejera de Presidencia,  Rita Camblor, ha  procedido a las 11.59 horas de hoy, a activar la preemergencia, a la vista sobre todo de la mala evolución que tienen el sistema del Nalón en cuatro puntos concreto: en Quinzanas (Pravia), en Requejo (Salas), en el puente de San Martín (Belmonte) y en Corias (Cangas del Narcea). En los cuatro puntos el nivel del río ha superado los niveles de prealerta y avanzan hacia la alerta, con tendencia de crecida. En concreto pasadas las 14.00 horas en Corias ya se llegaba al nivel de alerta al superarse en más de un metro el nivel del río en su situación más habitual y poco después entraba también en alerta la zona de Quinzanas. También se sumó a la prealerta la localidad de San Tirso de Abres, por la crecida del Eo.

Situación de este mediodía en Quinzanas (Pravia).

El fuerte deshielo, debido a las agradables temperaturas registradas en las últimas fechas, junto a las recientes precipitaciones, también ofrecen imágenes espectaculares, al menos en la comarca del suroriente asturiano y más concretamente en el concejo de Ponga. Uno de los puntos más llamativos lo presenta la cascada del chorrón de Viboli, con el peligro de desprendimiento de rocas sobre la calzada en esa angosta y sinuosa carretera.

Espectaculares imágenes de la cascada de Viboli, en Ponga, por el deshielo y las intensas lluvias J. M. Carbajal

Durante esta fase desde el Centro de Coordinación de Emergencias se realizará un seguimiento continuo, tanto de los parámetros meteorológicos, como hidrológicos, y se mantendrá permanente contacto con los organismos encargados de facilitar información necesaria para seguir su evolución.

Según los datos de la AEMET Asturias está a la cabeza de todo el país en el registro de precipitaciones. En Salas en las últimas horas han caído 50 litros por metro cuadrado y el Oviedo las lluvias han superado los 40 litros por metro cuadrado. La falda del Naranco ha sido una de las más afectadas por esta situación y en la pista finlandesa un argayo a la altura de La Fuente y la caseta obligó a cortar el camino.

Las previsiones apuntan a una semana lluviosa con unos índices de humedad que superarán el 80%. Los termómetros subirán de forma sensible y alcanzarán los 18 grados el miércoles en la zona centro. Esa día el tiempo dará una tregua en Asturias y permitirá dejar aparcado el paraguas, al menos por unas horas.