DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica por la vacuna contra el covid-19 del presidente del Montepío: “Somos transparentes”

La entidad afirma que Salud incluyó a Pulgar por su trabajo directivo en la residencia geriátrica de Felechosa: “Va tres veces a la semana”

La imagen de Pulgar recibiendo la vacuna. | Montepío

La imagen de Pulgar recibiendo la vacuna. | Montepío

En plena polémica por la escasez de vacunas de coronavirus para el personal sanitario de Asturias, con trabajadores de primera línea aún pendientes de recibir una o las dos dosis de inoculación, una fotografía ha encendido otra mecha: la del presidente del Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana, Juan José González Pulgar, recibiendo la vacuna. Está publicada en las redes de la entidad con la etiqueta #yomevacuno. Desde la mutualidad aseguran que la inmunización de Pulgar fue decisión del área sanitaria del Caudal (nombrada área sanitaria VII), al entender que forma parte del personal de dirección de la residencia de mayores. No todos lo han visto así, y las críticas arrecian.

“Publicamos la fotografía para dar ejemplo y animar a la gente a vacunarse porque, en aquel momento, muchas personas estaban indecisas”, informaron ayer fuentes del Montepío. “Aquel momento” fue el 30 de diciembre de 2020. La fecha en la que, según la foto, Pulgar recibió la primera dosis de la vacuna Pfizer. Atendiendo a los plazos, el presidente del Montepío es ya uno de los primeros asturianos inmunizados. “Lo hicimos todo con transparencia”, reiteraron desde la Mutualidad. Según su versión, el área sanitaria VII requirió un listado de las personas con acceso a las residencias. “Tenían que aparecer todas las personas que pudieran romper el cordón de blindaje del geriátrico”. Pulgar acude al de Felechosa, señalaron, “tres veces a la semana para reunirse con equipos de trabajo desde que estalló la crisis sanitaria”. Así que fue la gerencia del área sanitaria “la que decidió que se vacunara”.

En ese listado, además de los residentes, aparecían todos los trabajadores sociosanitarios y el personal de dirección de la residencia –donde se incluyó a Pulgar–. Tan solo fue excluida una persona que, aunque había solicitado su inmunización, tenía riesgo de sufrir un shock anafiláctico. También se incluyeron otros trabajadores con acceso a la residencia, como personal de limpieza y empleados de mantenimiento.

El presidente del Montepío, con residentes, en Felechosa.

El presidente del Montepío, con residentes, en Felechosa.

Los responsables del Montepío consideran que esta polémica surge a raíz del listado de políticos y cargos públicos españoles que se han “colado” para inmunizarse. “Pero este no es el caso”, matizan. Aún así, les ha caído un chaparrón de críticas y no han esquivado la polémica.

Críticas en Valle del Nalón

Las críticas –comandadas hasta ahora por el sindicato CSI, el más contundente en sus denuncias– y el runrún por el protocolo de vacunación ejecutado se han esparcido ya por diferentes hospitales, llegando también el área sanitaria VIII, que engloba a los concejos del Valle de Nalón. Allí arrecian las críticas por la supuesta vacunación de cargos directivos del área cuando todavía quedan trabajadores de primera línea sin vacunar. Este periódico pidió ayer, tanto a la gerencia del área como a Salud, que aclarasen la situación sin que a última hora del día lo hiciesen. Eso sí, desde el Principado remarcaron que en caso de que alguien se hubiese vacunado indebidamente se tomarían medidas, tal y como había manifestado el presidente Adrián Barbón.

Compartir el artículo

stats