DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Gumersindo Ruiz, emigrante de éxito con un emporio de tiendas gourmet en México, que sobrevivió a un secuestro exprés

Nacido en Colombres en 1919, trabajó hasta el final de su vida y logró reconocimientos empresariales en América y España

Gumersindo en México con su hijo José Ramón Ruiz, Pilar Albéniz, de Bodegas Torremilanos y su hijo Vicente Peñalba

Gumersindo en México con su hijo José Ramón Ruiz, Pilar Albéniz, de Bodegas Torremilanos y su hijo Vicente Peñalba Consejo Regulador Ribera del Duero

Asturias perdió este fin de semana a uno de sus emigrantes de éxito, un asturiano forjado en la cultura del trabajo y del aprovechamiento máximo de cuantas oportunidades se ofrecieron a los españoles allende los mares. Que fueron muchas y que Gumersindo Ruiz Noriega no dejó pasar. Al frente de un emporio de tiendas gourmet en el país azteca, La Europea, Ruiz Noriega fallecía el pasado domingo a los 101 años y de su muerte se hicieron eco tanto la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias de México como la Denominación de Origen Ribera del Duero, por su faceta como pionero en la promoción de los vinos de esta denominación de origen en su país. La Europea es todo un referente en México desde que iniciara su andadura con una tienda ubicada en el centro histórico de Ciudad de México.

Gumersindo Ruiz fundó en 1953 en Ciudad de México la empresa La Europea, importadora de vinos, licores y alimentos gourmet que con los años se ha convertido en un referente de los productos de calidad en su país, contando con más de 100 sucursales en todo el territorio. A través de su filial Importaciones Colombres Ruiz Noriega también apostó por la importación y difusión de la calidad de los vinos españoles, especialmente los de Castilla y León y la Ribera del Duero, zona por la que siempre ha tenido un especial interés, según han destacado desde la Denominación de Origen. El presidente del Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero, Enrique Pascual, ha reconocido la labor de este empresario español emigrado a México. “Fue de los primeros que creyó en los vinos de la Ribera del Duero, los consideraba extraordinarios y quería a esta zona casi más que a su vida”, ha indicado.

Nacido en Colombres (Ribadedeva) en noviembre de 1919, en el seno de una familia agrícola con muchas bocas que alimentar -eran 11 hermanos, siendo él el segundo-, él mismo contó a medios de comunicación mexicanos que trabajó desde temprana edad en el sanatorio neuro psiquiátrico Quinta Guadalupe, donde se dedicaba a entregar pedidos y hacer recados.

En México, a donde viajó con 18 años, encontró un país de oportunidades para quien quería trabajar, y quería progresar. Empezó como recadero en un mercado y luego le llegó el momento de abrir su propia tienda, siempre con la referencia de apoyar a su madre, viuda.

Su éxito le deparó también algunos disgustos, como el que se llevó en 1997 cuando fue secuestrado, con 79 años, en pleno momento de inseguridad que vivía el país, encadenando secuestros a prohombres de negocios. Un trago que sufrieron varios astur-mexicanos.

Su relación con Asturias nunca se enfrió, pese a las muchas décadas de enraizamiento en México y era de los emigrantes que volvían con asiduidad a la región, mientras las fuerzas le acompañaron. A pesar de su avanzada edad, Gumersindo ha permanecido mucho más allá de la edad de jubilación al frente de sus empresas y controlando sus tiendas en México. Sus negocios están en buenas manos: en las de su hijo José Ramón Ruiz.

Compartir el artículo

stats