DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud interviene 33 geriátricos, 11 por brotes, con más de 200 positivos en 8 días

El virus se transmite a gran velocidad en el periodo “ventana” entre la primera y la segunda dosis de la vacuna, cuando aún no hay inmunización

Instalaciones de una residencia de ancianos de Asturias.

Instalaciones de una residencia de ancianos de Asturias.

El covid-19 todavía sigue atacando en las residencias geriátricas. Salud comunicó ayer 11 brotes de coronavirus con más de 200 positivos en la última semana (del 19 al 26 de enero), al aumentar el número de contagios en el Nodo (Avilés), con 20 casos. Pero además se han detectado casos en otros 22 centros. Es decir, hay contagios en 33 de los 270 centros que existen en Asturias. En el mismo periodo se contabilizaron 28 defunciones.

Según los expertos, la razón fundamental es que los mayores aún no están inmunizados, y el virus aprovecha el periodo “ventana” entre la primera y la segunda dosis de la vacuna para colarse. A diferencia de lo que ocurrió en las dos olas anteriores, los datos apuntan a que la virulencia del covid-19 es menor, ya que la mayoría de los residentes que se contagian son asintomáticos o sufren síntomas leves, y solo algunos casos han sido trasladados a hospitales.

De momento es pronto para sacar conclusiones sobre la efectividad de la vacunación, explicaron desde la Consejería de Salud, ya que debe pasar al menos una semana desde que se inocula la segunda dosis para que se produzca la inmunización.

Pedro Arcos, profesor de epidemiología y director de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres de la Universidad de Oviedo, explicó que “en realidad los residentes en centros de mayores no están inmunizados. Están igual que hace dos o tres meses, porque la vacuna no es efectiva hasta que pasan 8 o 10 días desde que se inocula la segunda dosis”. Señaló también que los contagios responden a que “la circulación del virus es mayor, y aunque se tenga precaución el riesgo de penetración es mayor”.

Desde la Consejería de Salud se insiste en que “no podemos concluir el impacto que tiene o ha tenido la vacunación en las residencias”, precisamente porque no ha pasado el tiempo suficiente. Será la semana que viene cuando empiece a cumplirse el plazo en la Residencia Mixta de Gijón, la primera donde se pusieron las vacunas.

Lo que sí parece que se está constatando es que las personas vacunadas que se han contagiado sufren el virus con menor gravedad. “Quienes ya se contagiaron una vez, lo habitual es que, si se reinfecta, lo sufran con menor gravedad, porque su sistema inmunitario tiene más capacidad de respuesta. Esto es habitual con casi todos los virus, excepto con algunos como el que provoca el dengue, que en la segunda ocasión se presenta con mayor gravedad”, explicó.

Los casos más graves se producen cuando el paciente tiene otras patologías de base más graves y crónicas, como pueden ser respiratorias o cardiológicas. “No hace falta que se infecten por el covid-19, puede pasar también con el de la gripe o con cualquier otro. Por prevención se les traslada al hospital por el riesgo real de que sufran una complicación grave”, explicaron fuentes sanitarias.

Las autoridades sanitarias intervienen las residencias geriátricas en cuanto se detecta el primer caso de contagio.

Las residencias inician la “repesca” para los no vacunados

Los geriátricos asturianos entrarán en los próximos días en la fase de “repesca”, en la que se vacunará a todas aquellas personas, residentes o personal, también los directores de los centros que no se hayan vacunado en la primera fase por distintos motivos, también a los que inicialmente rechazaron inocularse y ahora han decidido hacerlo. Las residencias y la totalidad de residentes y del personal sanitario y sociosanitario, y aquellos que están en contacto con los mayores, están incluidos en el grupo 1, prioritario de la estrategia del Ministerio de Sanidad.

Compartir el artículo

stats