Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carrera por el rectorado: resumen de las propuestas de los candidatos

Santiago García Granda quiere implantar Filología Asturiana y renovar “completamente” el campus virtual | Ignacio Villaverde se abre a poner guarderías en los campus y promete mejoras tecnológicas

La carrera por el rectorado

Un plan de ciencia de dos millones, una de las apuestas de Villaverde 

Un plan propio de ciencia, que alcanzará los dos millones en cuatro años, y que permitirá contratar talento de fuera y promover la movilidad en centros de prestigio internacional. Esa es una de las grandes propuestas de Ignacio Villaverde Menéndez para conquistar el rectorado. Su programa electoral consta de 123 páginas con cientos de medidas, un cronograma y hasta un resumen de treinta retos para los primeros cien días de mandato.

El catedrático de Derecho Constitucional reivindica un “nuevo modelo” de Universidad y que llama: 360º. Porque “aborda todos los ámbitos y no deja ningún ángulo sin cubrir”. Por colectivos y empezando por el estudiantado, el aspirante a rector quiere, por ejemplo, crear una unidad “profesionalizada” de orientación al alumnado, fomentar el emprendimiento, lanzar una nueva estrategia de estudios, reforzar las prácticas y becas externas, diseñar una infraestructura tecnológica que de “atención personalizada y permanente 24 horas los 7 días de la semana”, hacer un plan para involucrar más al estudiantado en la vida académica (Eres UO), congelar y “redefinir” las tasas, y aumentar las becas.

Para el personal docente e investigador (PDI), Villaverde abre la puerta a la implantación de guarderías o ludotecas en los campus, y se compromete a sacar un plan de rejuvenecimiento de la plantilla y otro de “perfeccionamiento” docente. También aboga por estabilizar al profesorado con al menos cien plazas en dos años, por revisar los horarios de docencia para promover la conciliación y por realizar revisiones médico- psicológica con carácter bianual. Con respecto al personal de administración y servicios (PAS), algunas de sus ideas son: promover una nueva estructura administrativa, sacar convocatorias anuales de plazas e incrementar un 10% al año las partidas destinadas a este colectivo.

Villaverde dedica un capítulo específico a la docencia y propone, entre otras cosas, aumentar la innovación docente en cada asignatura, reforzar los itinerarios bilingües, implantar la formación dual y diseñar programas de máster conjuntos con otras universidades nacionales y extranjeras “en temáticas estratégicas”. En el terreno de la internacionalización, el constitucionalista se fija como objetivos “situar a la Universidad como un destino atractivo y de calidad para la movilidad internacional”, así como “reinventar” la Casa de las Lenguas.

Más medidas. Por ejemplo, en lo que respecta a la investigación, además de por un plan propio de ciencia, el candidato a rector también apuesta por implantar programas específicos para promover la igualdad y la incorporación de la mujer a la carrera académica. Por otro lado, y refiriéndose a los centros, Villaverde aspira a descentralizar su economía, a crear “consejos de campus” e incorporar a profesorado jubilados que lo soliciten como asesores mentores.

Entre sus cientos de propuestas, el programa electoral también incluye un plan de movilidad y transporte compartido, la intención de desplegar actividades por todo el territorio regional y desburocratizar la institución.

Granda sacará ayudas para traer a la región más alumnos de fuera

Después de cuatro años largos de mandato, Santiago García Granda se fija como reto –entre otros muchos– atraer a estudiantes internacionales con el propósito de que se queden en Asturias y “paliar así el despoblación”. ¿Su propuesta? Crear un programa de ayudas –del orden de cien al año– para la matrícula y el alojamiento en el campus de Mieres.

Esa es una de las múltiples medidas que recoge su programa electoral, de 72 páginas y con la frase de Einstein “Entre las dificultades se esconde la oportunidad” incluida en portada. El texto está disponible en castellano, en asturiano y en inglés. No solo recoge actuaciones para los próximos cuatro años, sino que también realiza un repaso de los logros conquistados en esta legislatura por Granda y su equipo.

El catedrático de Química Física promete a los estudiantes: bajar de 90 a 60 el número de créditos necesarios para permanecer en la institución después del tercer año, más ayudas económicas, ampliar los programas de emprendimiento, modernizar los laboratorios y realizar una encuesta general de enseñanza así como un análisis de su nivel de satisfacción, entre otras medidas. Dentro del personal docente e investigador (PDI) quiere implantar nuevos criterios para el reconocimiento de la docencia, potenciar la contratación de nuevos ayudantes doctores “para garantizar el relevo generacional”, sacar una convocatoria para la “cofinanciación de formación externa con certificaciones internacionales o actividades formativas impartidas por organizaciones de prestigio”, y lanzar la figura de Contratado Doctor Vinculado.

García Granda propone para el personal de administración y servicios (PAS) acciones como las siguientes: incorporar a todo el colectivo indefinido no fijo a la RPT del personal laboral, sacar planes específicos de formación en herramientas TIC y competencias lingüísticas y ampliar sus puestos de trabajo “recuperando por ejemplo el edificio del callejón de la Plaza de Riego”.

En el terreno de la oferta académica, el hasta ahora rector asegura que estudiará la posibilidad de implantar los estudios de Filología Asturiana y que apostará por la formación dual, por los programas integrados de grado y máster, por nuevos itinerarios bilingües, por grados abiertos y por planes de adaptación de la docencia a contextos híbridos (semipresencial y online). Otras medidas son, por ejemplo, el desarrollo de un programa de atracción de talento, la recuperación del plan de promoción de la investigación, reunificar los estudios en Oviedo en torno a los campus de El Milán y El Cristo, construir una residencia universitaria y más instalación deportivas en Gijón, un plan piloto de movilidad con vehículos eléctricos y la contratación de 20 nuevas plazas para “mejorar la cobertura de aspectos clave” en informática. En este sentido, promete empezar el próximo curso con una versión “totalmente renovada” del campus virtual y lograr la “total tramitación electrónica”.

Compartir el artículo

stats