DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los epidemiólogos advierten: otro año sin vacaciones en Semana Santa ni en verano

El control de la circulación del covid-19 se conseguirá con el 70% de la población vacunada, lo que se alcanzaría como muy pronto en septiembre

Turistas con mascarilla junto a la Sagrada Familia.

Turistas con mascarilla junto a la Sagrada Familia. Ferran Nadeu

Hay que olvidarse de las vacaciones de Semana Santa y también del verano. Esa es la advertencia de los epidemiólogos, quienes coinciden en que el ritmo actual no permitirá tener vacunada a la mayoría de la población asturiana al menos hasta septiembre. Los expertos coinciden en que se debe tener vacunada al 70 por ciento de los asturianos para que se considere controlada la circulación del covid-19. Para conseguirlo a principios del verano se tendrían que poner unas 4.000 vacunas al día, lo que se antoja “imposible”. Y añaden: repetir las aperturas del verano pasado e incluso de las fiestas navideñas sería un grave error.

Asturias recibe 11.700 dosis de vacunas a la semana (2.340 viales). Daniel López Acuña, epidemiólogo y exdirectivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), calculó que en el Principado debería haber aproximadamente 700.000 personas vacunadas a finales de agosto, lo que requeriría aplicar 1,4 millones de dosis de aquí a agosto. Para conseguirlo, habría que inocular 200.000 dosis por mes y tener cada mes 100.000 personas nuevas totalmente inmunizadas. “Esto supone contar con 50.000 dosis cada semana durante las próximas 30 semanas. La factibilidad depende de la disponibilidad de dosis y de si las empresas farmacéuticas suministran el volumen suficiente. Si se logra el suministro, es difícil pero factible. Si no, iremos a paso más lento”.

Pedro Arcos, profesor, epidemiólogo –ha trabajado en control de epidemias en 14 países de Asia, África y América– y ex presidente de Médicos Sin Fronteras en España, también echó cuentas y los números no le salen. “Es un objetivo difícil de conseguir con la administración actual de vacunas. Y en el mejor de los casos, se conseguirá tener vacunado al 70 por ciento de la población quizás en septiembre”. Según explicó, “cuanto más transmisible es el agente mayor cobertura vacunal se necesita para controlar su circulación”. En eso también influye la cepa que se transmita. Así, añadió el epidemiólogo, la original provocaba que cada infectado contagiaba a 3 personas. La británica contagia a 4 o a 5. “Se necesitan muchas vacunas y muy rápido”.

Otro año sin vacaciones.

Los inmunizados

Asturias tiene ya más de 13.727 personas que han recibido las dos dosis de la vacuna contra el covid-19. La región ha recibido un total de 58.235 dosis, de las que se han administrado 49.077, el 82,6 por ciento del total de las recibidas.

La estrategia de vacunación marcada por el Ministerio de Sanidad

GRUPO 1

Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

GRUPO 2

Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. Y concreta:

Personal en el ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente, en los siguientes entornos incluidos los que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios: administrativo, limpieza, voluntariado, estudiantes, etc.

Unidades, consultas o circuitos covid.Puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria, servicios de prevención de riesgos laborales, instituciones penitenciarias y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos).

Personal de unidades móviles de atención directa a pacientes covid-19.

Transporte sanitario urgente.

Servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario.

Cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles.

Servicios y unidades con pacientes de alto riesgo(oncología, hematología, etc.). o servicios centrales donde se toman y manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Personal sanitario de salud públicaque trabaja en la gestión directa de la pandemia y en función de su riesgo de exposición.

Personal de los equipos de vacunación, incluyendo a aquellas personas de salud laboral y medicina preventiva que van a participar en la administración de las vacunas frente al covid-19.

Personal del ámbito sociosanitario.Incluye al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales incluidos en el grupo 1. No incluye a quienes trabajan proporcionando cuidados estrechos a personas de poblaciones de riesgo en sus hogares (mayores, personas dependientes, enfermos, etc.) ni a los cuidadores no profesionales (familiares, convivientes…).

GRUPO 3

Otro personal sanitario y sociosanitario.

Se refiere a todo el personal que no está en primera línea y que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios.Se dará prioridad al personal del ámbito sanitario y de atención primaria en función del riesgo de exposición y de la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas.

GRUPO 4

Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no viven en residencias.

Respecto al personal sociosanitario que no es de primera línea, solo se vacunará al que atiende de manera profesional a grandes dependientes que no están institucionalizados. Si es más factible, se vacunarán al mismo tiempo que la persona a la que asistan, en el grupo 4 (grandes dependientes).

GRUPO 5

Personas mayores de 80 años y más que no residen en geriátricos

La estrategia de vacunación marcada

por el Ministerio de Sanidad

GRUPO 1

Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

GRUPO 2

Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. Y concreta:

Personal en el ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente, en los siguientes entornos incluidos los que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios: administrativo, limpieza, voluntariado, estudiantes, etc.

Unidades, consultas o circuitos covid.Puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria, servicios de prevención de riesgos laborales, instituciones penitenciarias y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos).

Personal de unidades móviles de atención directa a pacientes covid-19.

Transporte sanitario urgente.

Servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario.

Cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles.

Servicios y unidades con pacientes de alto riesgo(oncología, hematología, etc.). o servicios centrales donde se toman y manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Personal sanitario de salud públicaque trabaja en la gestión directa de la pandemia y en función de su riesgo de exposición.

Personal de los equipos de vacunación, incluyendo a aquellas personas de salud laboral y medicina preventiva que van a participar en la administración de las vacunas frente al covid-19.

Personal del ámbito sociosanitario.Incluye al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales incluidos en el grupo 1. No incluye a quienes trabajan proporcionando cuidados estrechos a personas de poblaciones de riesgo en sus hogares (mayores, personas dependientes, enfermos, etc.) ni a los cuidadores no profesionales (familiares, convivientes…).

GRUPO 3

Otro personal sanitario y sociosanitario.

Se refiere a todo el personal que no está en primera línea y que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios.Se dará prioridad al personal del ámbito sanitario y de atención primaria en función del riesgo de exposición y de la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas.

GRUPO 4

Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no viven en residencias.

Respecto al personal sociosanitario que no es de primera línea, solo se vacunará al que atiende de manera profesional a grandes dependientes que no están institucionalizados. Si es más factible, se vacunarán al mismo tiempo que la persona a la que asistan, en el grupo 4 (grandes dependientes).

GRUPO 5

Personas mayores de 80 años y más que no residen en geriátricos

La estrategia de vacunación marcada por el Ministerio de Sanidad

GRUPO 1

Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

GRUPO 2

Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. Y concreta:

Personal en el ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente, en los siguientes entornos incluidos los que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios: administrativo, limpieza, voluntariado, estudiantes, etc.

Unidades, consultas o circuitos covid.Puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria, servicios de prevención de riesgos laborales, instituciones penitenciarias y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos).

Personal de unidades móviles de atención directa a pacientes covid-19.

Transporte sanitario urgente.

Servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario.

Cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles.

Servicios y unidades con pacientes de alto riesgo(oncología, hematología, etc.). o servicios centrales donde se toman y manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Personal sanitario de salud públicaque trabaja en la gestión directa de la pandemia y en función de su riesgo de exposición.

Personal de los equipos de vacunación, incluyendo a aquellas personas de salud laboral y medicina preventiva que van a participar en la administración de las vacunas frente al covid-19.

Personal del ámbito sociosanitario.Incluye al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales incluidos en el grupo 1. No incluye a quienes trabajan proporcionando cuidados estrechos a personas de poblaciones de riesgo en sus hogares (mayores, personas dependientes, enfermos, etc.) ni a los cuidadores no profesionales (familiares, convivientes…).

GRUPO 3

Otro personal sanitario y sociosanitario.

Se refiere a todo el personal que no está en primera línea y que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios.Se dará prioridad al personal del ámbito sanitario y de atención primaria en función del riesgo de exposición y de la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas.

GRUPO 4

Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no viven en residencias.

Respecto al personal sociosanitario que no es de primera línea, solo se vacunará al que atiende de manera profesional a grandes dependientes que no están institucionalizados. Si es más factible, se vacunarán al mismo tiempo que la persona a la que asistan, en el grupo 4 (grandes dependientes).

GRUPO 5

Personas mayores de 80 años y más que no residen en geriátricos

Compartir el artículo

stats