Asturias perdió en el primer semestre de 2020 un total de 3.474 habitantes (-0,3 por ciento), lo que convierte a la región en la segunda con mayor pérdida del país, solo por detrás de Castilla y León (-0,42), según los últimos datos actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, el Principado ha pasado de tener 1.018.899 habitantes a 1 de enero de 2020 a quedarse con 1.015.425 ciudadanos a 1 de julio. El INE advierte de que la pandemia por covid-19 ha tenido un doble impacto: por un lado, la mortalidad y, por otro, la reducción de los flujos migratorios debido a las restricciones de movilidad.

En el conjunto de España, la población aumentó en 18.953 personas en la primera mitad de 2020 y se situó en 47.351.567 habitantes a 1 de julio del año pasado. Se trata del “valor máximo de la serie histórica”.