Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LAS TERRIBLES CONSECUENCIAS DE LA AVALANCHA DE SAN ISIDRO

Un mes para dar con Virgilio García, “el rescate más complejo de los últimos años”

El cuerpo del operario, cuyo funeral será el lunes, localizado cien metros más arriba de la cabina hallada el jueves: “Apareció donde creíamos que estaba”

Los especialistas, durante la búsqueda.

Los especialistas, durante la búsqueda.

“Estamos aliviados, pero con sentimientos agridulces. Gracias por todo”, aseguraba en la tarde de este sábado el cuñado de Virgilio García García, el operario de carreteras del Principado finalmente recuperado poco después de las once de la mañana de ayer en el barranco al que se precipitó junto a la fresadora que conducía al ser arrastrado por una avalancha en la tarde de Año Nuevo camino del puerto de San Isidro (Aller). Virgilio García se encontraba unos cien metros más arriba de la cabina de la fresadora, hallada el pasado jueves. Finalizaba así “el rescate más complejo de los últimos años”, como admitió el teniente Pablo Villabrille, jefe de la Sección de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) con base en Cangas de Onís, cuyo personal se participó activamente en el rescate y efectuó el levantamiento del cadáver. Eso sí, Virgilio García “apareció donde creíamos que podía estar”, añadió Villabrille.

A la búsqueda se sumaron ayer trabajadores de mantenimiento de carreteras, compañeros de Virgilio García y el otro operario fallecido, el mierense César Fernández, cuyo cadáver se encontró el mismo día de la avalancha. A las 11 y 23 minutos, uno de los Jefes de Zona de Bomberos dio el aviso del hallazgo. El cuerpo de Virgilio García estaba en el sector 2, en la que se había despejado un espesor de unos cinco metros de nieve. Quedaban no obstante otros cinco metros de manto. Fue durante el paleo en esta zona cuando se encontró el cuerpo.

Tras liberar el cuerpo, se encontró entre sus ropas una cartera con su documentación, que fue entregada a su hermano, que se encontraba en la zona para facilitar si fuese necesaria su identificación, confirmada más tarde por el médico forense. Un helicóptero de Bomberos izó el cuerpo desde el barranco hasta la carretera y allí la Guardia Civil se encargó del levantamiento del cadáver. Un aparato del instituto armado trasladó posteriormente el cadáver hasta el aeródromo de La Morgal, en torno a la una de la tarde. Tras un primer examen por parte del forense de guardia, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de La Corredoria, para realizarle la autopsia. Estaba previsto que la capilla ardiente quedase instalada en el tanatorio de Los Arenales de Oviedo. Virgilio García, de 61 años y que deja esposa y un hijo, será incinerado. Mañana lunes, a la una de la tarde, se celebrará un funeral en la iglesia de Santo Domingo de Oviedo. Las cenizas se depositarán luego en el cementerio de La Manjoya.

Uun bombero despeja la cabina de la fresadora.

Uun bombero despeja la cabina de la fresadora.

Pablo Villabrille indicó que este rescate ha sido especialmente complejo, no solo por los medios externos utilizados –se llegó a desviar parte del cauce de un arroyo para derretir los cientos de toneladas de nieve que se desprendieron de las laderas altas del Pico Torres– sino por las dificultades del barranco, ya que en algunos puntos fue necesario encordarse para garantizar un mínimo de seguridad de los participantes en el rescate.

El teniente de la Guardia Civil de Montaña se mostró satisfecho de poder haber dado descanso a la familia del fallecido, y también de que el personal de rescate no haya sufrido daños después de permanecer tantos días en una zona donde con bastante riesgo de avalanchas. Pese al uso de georradares, Villabrille indicó que la aproximación a este rescate ha sido la que dicta la experiencia en estos casos.

La funeraria, en el aeródromo de La Morgal. Irma Collín

Tras conocer la noticia, el presidente del Principado, Adrián Barbón, indicó a través de su perfil en las redes sociales que el dolor de la familia del operario “es imposible sanarlo, pero que encontrarlo después de casi un mes de angustia y de trabajos de los grupos de rescate, les permite poder despedirlo y tratar de encontrar la paz”. También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuvo palabras de consuelo: “Todo mi afecto para su familia y seres queridos que han vivido estos largos días de angustia y dolor”. Sánchez también agradeció a los equipos de rescate “que han participado sin descanso hasta localizar el cuerpo de Virgilio”.

Compartir el artículo

stats