La participación en las primeras votaciones telemáticas en la historia de la Universidad de Oviedo se aproxima a las de las elecciones presenciales de 2016. Según los datos acumulados hasta este martes por la mañana, el 21,29% del censo –compuesto por 23.992 personas– ya ha verificado su número de teléfono móvil en la intranet corporativa. Se trata de un paso indispensable para que la comunidad académica pueda elegir rector de forma telemática el próximo 12 de febrero y cuyo plazo acaba el lunes que viene día 8. Hay, por tanto, margen de mejora y la Junta Electoral Central confía en superar las cifras de los anteriores comicios, cuando votó algo más del 26% del censo; un porcentaje elevado en comparación con procesos pasados.

Por sectores, a fecha 2 de febrero habían verificado su móvil el 85,69% de los profesores doctores con vinculación permanente, o lo es lo mismo 1.030 de un total de 1.202. De este colectivo en 2016 votó el 88,31%. Dentro del resto de personal docente e investigador los datos son prácticamente iguales a los de hace cuatro años: el 57,41% (709 de 1.235) registró su móvil y el 57,63% ejerció su derecho a voto en abril de 2016. También entre el personal de administración y servicios los datos son parecidos: 74,88% (784 de 1.047) elegirá rector en unos días frente al 76,14% de las pasadas elecciones. El sector de los estudiantes es el que va más retrasado. En concreto, el 12,60% (2.585 de 20.508) ha verificado su móvil, mientras que en 2016 participó el 19,18%. Los votos de los cuatro colectivos no valen lo mismo. Hay que ponderarlos: 55% profesores permanentes, 25% estudiantes, 10% resto de personal docente y 10% personal de administración y servicios.

El requisito de verificar el teléfono móvil responde al doble factor de autenticación que ha implantado la Universidad de Oviedo con el objetivo de dotar de mayores garantías al voto telemático. Pare ello, hay que entrar en la web, utilizar las credenciales y pinchar en el apartado “información personal”. Ahí hay que comprobar que el número anotado es el correcto y darle de todos modos a “validar”. Si no fuese así –suele estar desfasado– o directamente no estuviese registrado ningún móvil, hay que introducirlo y darle a validar igualmente.

Sobre el corta y pega

El equipo del rector en funciones, Santiago García Granda, que aspira a revalidar en el cargo, se pronunció ayer, sobre el corta y pega en algunas partes del programa electoral de su rival en las urnas, Ignacio Villaverde. En concreto, detectan, tras “analizarlo” tres tipos de copias. El primero, dicen, “tiene como origen webs institucionales de universidades como la de Málaga, Almería o Murcia”. El segundo, el programa que José Muñiz presentó a las elecciones de 2016, “del que se transcribe el apartado de Infraestructuras completo sin citar su autoría o procedencia”. Y el tercero viene de “universidades tan alejadas a la estructura, enfoque y relación con esta universidad, como la Complutense y la UNED”, y de las que se recogen propuesta para TIC y docencia virtual. “No puede haber ningún análisis real de una universidad periférica, presencial y de más de cuatro siglos de arraigo, cuando las soluciones son traídas de programas pensados para universidades de grandes urbes o que solo imparten enseñanza a distancia”, critican.

Pasos a seguir

  • Hasta el lunes día 8. Todos los electores deben entrar en la intranet universitaria y pinchar en “información personal” y, después, en “contacto electrónico”. Y validar el móvil, aunque ya estuviese bien registrado. Este es un requisito obligado para poder votar electrónicamente el próximo 12 de febrero. Otro factor indispensable es tener un correo electrónico corporativo.