DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Dignificar” la figura del administrativo, petición del comité de empresa universitario

El personal laboral advierte de que no se podrá modernizar la gestión de la institución sin cubrir las plazas pendientes ni rejuvenecer las plantillas

Claustro de la Universidad de Oviedo.

Claustro de la Universidad de Oviedo.

Los dos candidatos a rector de la Universidad de Oviedo se fijan como objetivo modernizar, y en consecuencia simplificar y agilizar, la tramitación administrativa. Pero esa modernización no será posible, advierte el comité de empresa, si no se “dignifica” la figura del personal de administración y servicios (PAS), si no se rejuvenece su plantilla y si no se cubren las plazas pendientes. Esas son tres soluciones y a la vez tres peticiones que hacen al futuro rector –Santiago García Granda o Ignacio Villaverde Menéndez– los representantes de los trabajadores laborales de la institución académica asturiana: CC OO, SIPU, CSIF, UGT y CSI. La presidenta del comité, Ángeles Fal, reclama a quien salga elegido de las urnas –telemáticas– el próximo viernes día 12 “voluntad negociadora” ante todo. “Hay que contar con los órganos de representación de los trabajadores y construir juntos”, reivindica.

En la Universidad de Oviedo, el personal laboral está compuesto por unas 1.500 personas, mientras que el de funcionarios por más de 2.500. El colectivo laboral es, según Ángeles Fal, el que “mayores problemas de estabilización tiene”. Por eso, una de las principales reclamaciones del comité de empresa al próximo equipo rectoral es agilizar la consolidación de puestos de trabajo tanto entre el PAS y el personal docente e investigador (PDI). “Dentro del PAS, antes de la crisis había 500 personas y ahora no llegamos a 400. Quedaron plazas retrasadas y al mismo tiempo las condiciones de trabajo actuales son peores porque asumen labores que antes no hacían. Para el PDI pedimos una carrera programada y clara, que haya facilidades para acreditarse en la siguiente figura, que no haya baches en el camino, sino que sea algo progresivo y relativamente fácil”, detalla la presidenta del comité, también representante de CC OO.

Además de lo anterior, hay temas pendientes y urgentes dentro del personal laboral. Por ejemplo, el retraso desde hace casi dos años en el pago de las subidas salariales a más de 200 investigadores predoctorales. Los tribunales dieron precisamente la semana pasada la razón a CC OO, que interpuso una demanda contra la Universidad con el apoyo del resto de fuerzas sindicales, en su lucha por que a los jóvenes científicos con contrato anterior a la aprobación del Estatuto del Personal Investigador Predoctoral en Formación, en marzo de 2019, también se le aplicasen las mejoras salariales recogidas en el texto. “Lo primero que debe hacer el próximo rector es pagar de inmediato esos retrasos. Ya llevan dos años esperando por ello y no pueden esperar más. Es muy muy urgente”, recalca Fal.

De igual forma, el comité de empresa pide que se retome en el PAS la promoción retributiva a los trabajadores con más de 5 años de antigüedad, actualmente parada y que está dando lugar a que “personas que desempeñan el mismo trabajo no cobren lo mismo”, y que se igualen las evaluaciones y los complementos de docencia e investigación entre laborales y funcionarios. Otra larga reivindicación del colectivo es “dignificar” la figura del profesor asociado, de forma que no se convierta en una falsa y precaria puerta de entrada para los jóvenes investigadores. Es lo que se conoce como falsos asociados.

Compartir el artículo

stats