Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La variante británica ya aparece en el 50% de los nuevos casos de covid-19 en Asturias, confirma el consejero de Salud

La comisión de Salud en la Junta General, altavoz para las acusaciones cruzadas entre el PSOE y el PP sobre el proceso de vacunación

La cepa británica ya está detrás de la mitad de los casos de covid-19 detectados en Asturias Amor Domínguez

La variante británica del coronavirus ya aparece en un 50 por ciento de los casos que llegan al Laboratorio de Virología del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias). El dato lo acaba de facilitar el consejero de Salud, Pablo Fernández, al término de su comparecencia en la Junta General para informar sobre la gestión de la pandemia en Asturias y sobre el proceso de vacunación, rodeado de polémica después de trascender que han sido vacunados políticos, directivos y liberados sindicales que no estaban en atención directa a pacientes de covid-19, y que recibieron inmunización antes que los propios profesionales de la sanidad y colectivos vulnerables como los mayores de 80 años.

La comisión extraordinaria de Salud ha servido de altavoz a las acusaciones cruzadas entre el PSOE y el PP sobre el proceso de vacunación. La diputada popular, Beatriz Polledo, volvió a exigir la dimisión de la gerente del Servicio de Salud del Principado, Concepción Saavedra, esta vez en sede parlamentaria. La respuesta llegó del propio Consejero: "No puede pedir dimisiones quien no predica con el ejemplo. Solucionen sus crisis internas y decidan si quieren ser populares o populistas".

Las preguntas de la oposición han permitido conocer que un total de 73 enfermeras, dos médicos y 22 liberados sindicales han pedido reincorporarse a la sanidad pública asturiana por el covid, según confirmó la gerente del Servicio de Salud del Principado (SESPA), Concepción Saavedra, en la comisión de Salud en la Junta General del Principado y ante la que compareció junto el consejero, Pablo Fernández, y el resto de su equipo, para dar cuenta de la situación de la pandemia y también sobre el proceso de vacunación. La sanidad pública asturiana cuenta actualmente con unos 20.000 trabajadores cuando antes de la pandemia rondaba los 17.000, "un redimensionamiento que requiere también una reorganización", argumentó Saavedra.

El Consejero: "No consentiremos tratos de favor"

"El criterio de vacunación fue la vulnerabilidad y la probabilidad de riesgo de exposición", indicó Saavedra, quien al ser preguntada por Sara Álvarez Rouco (Vox) por qué se vacunó antes personal que no está en atención directa a pacientes respondió que "se vacunaron unidades completas, que incluían no solo enfermeras sino también auxiliares y administrativos en función del criterio de prevención de riesgos laborales". El consejero de Salud, Pablo Fernández, aseguró que "no es admisible que haya tratos de favor que no consentiremos".

Pablo Fernández Muñiz, consejero de Salud: "En Asturias no se ha vacunado a ningún alto cargo ni a ningún directivo que esté en despachos" Amor Domínguez

El diputado de IU, Ovidio Zapico, ha sido el primero en pedir una explicación sobre las vacunaciones en el Montepío de la Minería y en la residencia de mayores Camilo Beceña, de Cangas de Onís, "donde se vacunó a una concejal del PP y a un señor con alzacuellos y sotana", en alusión al párroco de la localidad. Saavedra afirmó que "se dieron instrucciones muy claras de vacunar solo a trabajadores y residentes, no había lugar a la interpretación" e indicó que un Comité Técnico interdisciplinar, compuesto por la secretaría general de Salud y personal del Comité Asesor de Vacunas, del Comité de Bioética, y de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales y de Prevención de Salud Pública, analizará si "se actuó adecuadamente" en dichas vacunaciones.

Ni Podemos ni Ciudadanos formularon preguntas sobre el proceso de vacunación al equipo de la consejería de Salud para que la comparecencia "no se quede en un monocultivo", argumentó el diputado de la formación morada, Ricardo Menéndez Salmón, que se centró más sus cuestiones en conocer la respuesta actual en Asturias "a las patologías no covid" y a la salud mental. El diputado de Cs, Armando Fernández Bartolomé, planteó, por su parte, las razones de "que hoy haya venido de Gijón a Oviedo en un autobús lleno, donde eso sí la gente no hablaba y todos iban con mascarilla, y no pueda entrar a tomar un café en un bar".

La comparecencia del consejero de Salud y su equipo se caldeó a partir con las preguntas y posicionamientos de la diputada del PP, Beatriz Polledo, quien negó, categórica, las afirmaciones realizadas antes por la gerente del SESPA. "No estoy de acuerdo en que se hayan cumplido los protocolos acordados entre el Ministerio y las comunidades autónomas. El personal liberado es personal que, claramente, no está en primera línea como el que está en plantas covid y tiene que llevar EPIS horas y horas y doblar turnos. Ahí está el problema y ahí está la polémica". La diputada del PP exigió que ya que el comité técnico va a investigar la vacunación de una concejala del PP de Cangas de Onís, miembro del patronato de la residencia de mayores Camilo Beceña, "investigue también las presiones" en el Hospital del Oriente para hacer una prueba de antígenos "a una familiar de una alto cargo del PSOE".

El turno final para fijar posiciones acentuó aún más las discrepancias entre populares y socialistas. La diputada Beatriz Polledo exigió al Gobierno la dimisión de Concepción Saavedra mientras que la parlamentaria del PSOE, Carmen Eva Pérez Ordieres, quiso diferenciar entre las vacunaciones de los liberados sindicales de la sanidad, entre las que se encuentra la de una edil socialista en Castrillón, y la de la concejala del equipo de gobierno de Cangas de Onís. "Los liberados sindicales son trabajadores lo dice la ley (...) pero una concejala de Servicios Sociales no es una trabajadora", señaló Carmen Eva Pérez Ordieres.

El consejero de Salud aprovechó su turno final para mandar un recado al primer grupo de la oposición, al que afeó que compare el proceso de vacunaciones asturiano "con las irregularidades que ha habido en otras comunidades autónomas donde gobiernan" y, también, para contestar a la exigencia de cese de la gerente del SESPA: "No puede exigir dimisiones quien no predica con el ejemplo. Solucionen sus crisis internas y decidan si quieren ser populares o populistas".

Compartir el artículo

stats