Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unas 130 enfermeras jubiladas y liberadas reforzarán la gran vacunación desde abril

El Sespa habilitará polideportivos y otros espacios para 70 equipos de inmunización | Casi 33.000 asturianos han recibido la pauta completa

Una enfermera con una vacuna contra la Covid-19

Una enfermera con una vacuna contra la Covid-19

El gran despliegue que se pondrá en marcha el próximo mes de abril en Asturias para acelerar lo máximo posible la vacunación frente al coronavirus tendrá como aliadas a más de un centenar de enfermeras jubiladas (menores de 70 años), y a otras 22 liberadas sindicales, que con carácter temporal se incorporarán a la actividad asistencial.

A partir de abril, la Consejería de Salud proyecta tener en danza a 70 equipos de vacunación para alcanzar un ritmo semanal de más de 100.000 dosis a la semana. Para ello se recurrirá al uso de polideportivos y otros grandes espacios, además de los centros de salud de la región en horarios de mañana y tarde. Al margen de la disponibilidad de personal suficiente y dependencias adecuadas, el gran desafío será el suministro del volumen de vacunas comprometido por los diversos laboratorios. “Eso no está en manos del Gobierno de Asturias ni probablemente de ningún Ejecutivo autonómico. La única actitud posible consiste en tener a punto toda la logística necesaria”, explicó a este periódico un responsable sanitario del Principado.

Para la primavera se prevé contar en la región con varios tipos distintos de vacuna: un mínimo de cinco. Alguna de ellas consta de una sola dosis, factor que contribuirá a simplificar el proceso para alcanzar la soñada inmunidad comunitaria, que requiere que un 70 por ciento de la población esté protegida frente al covid-19.

La estrategia de vacunación marcada por el Ministerio de Sanidad

GRUPO 1

Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

GRUPO 2

Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. Y concreta:

Personal en el ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente, en los siguientes entornos incluidos los que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios: administrativo, limpieza, voluntariado, estudiantes, etc.

Unidades, consultas o circuitos covid.Puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria, servicios de prevención de riesgos laborales, instituciones penitenciarias y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos).

Personal de unidades móviles de atención directa a pacientes covid-19.

Transporte sanitario urgente.

Servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario.

Cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles.

Servicios y unidades con pacientes de alto riesgo(oncología, hematología, etc.). o servicios centrales donde se toman y manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Personal sanitario de salud públicaque trabaja en la gestión directa de la pandemia y en función de su riesgo de exposición.

Personal de los equipos de vacunación, incluyendo a aquellas personas de salud laboral y medicina preventiva que van a participar en la administración de las vacunas frente al covid-19.

Personal del ámbito sociosanitario.Incluye al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales incluidos en el grupo 1. No incluye a quienes trabajan proporcionando cuidados estrechos a personas de poblaciones de riesgo en sus hogares (mayores, personas dependientes, enfermos, etc.) ni a los cuidadores no profesionales (familiares, convivientes…).

GRUPO 3

Otro personal sanitario y sociosanitario.

Se refiere a todo el personal que no está en primera línea y que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios.Se dará prioridad al personal del ámbito sanitario en función del riesgo de exposición y de la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas.

GRUPO 4

Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no viven en residencias.

Respecto al personal sociosanitario que no es de primera línea, solo se vacunará al que atiende de manera profesional a grandes dependientes que no están institucionalizados. Si es más factible, se vacunarán al mismo tiempo que la persona a la que asistan, en el grupo 4 (grandes dependientes).

GRUPO 5

Personas mayores de 80 años y más que no residen en geriátricos

La estrategia de vacunación marcada

por el Ministerio de Sanidad

GRUPO 1

Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

GRUPO 2

Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. Y concreta:

Personal en el ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente, en los siguientes entornos incluidos los que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios: administrativo, limpieza, voluntariado, estudiantes, etc.

Unidades, consultas o circuitos covid.Puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria, servicios de prevención de riesgos laborales, instituciones penitenciarias y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos).

Personal de unidades móviles de atención directa a pacientes covid-19.

Transporte sanitario urgente.

Servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario.

Cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles.

Servicios y unidades con pacientes de alto riesgo(oncología, hematología, etc.). o servicios centrales donde se toman y manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Personal sanitario de salud públicaque trabaja en la gestión directa de la pandemia y en función de su riesgo de exposición.

Personal de los equipos de vacunación, incluyendo a aquellas personas de salud laboral y medicina preventiva que van a participar en la administración de las vacunas frente al covid-19.

Personal del ámbito sociosanitario.Incluye al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales incluidos en el grupo 1. No incluye a quienes trabajan proporcionando cuidados estrechos a personas de poblaciones de riesgo en sus hogares (mayores, personas dependientes, enfermos, etc.) ni a los cuidadores no profesionales (familiares, convivientes…).

GRUPO 3

Otro personal sanitario y sociosanitario.

Se refiere a todo el personal que no está en primera línea y que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios.Se dará prioridad al personal del ámbito sanitario en función del riesgo de exposición y de la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas.

GRUPO 4

Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no viven en residencias.

Respecto al personal sociosanitario que no es de primera línea, solo se vacunará al que atiende de manera profesional a grandes dependientes que no están institucionalizados. Si es más factible, se vacunarán al mismo tiempo que la persona a la que asistan, en el grupo 4 (grandes dependientes).

GRUPO 5

Personas mayores de 80 años y más que no residen en geriátricos

La estrategia de vacunación marcada por el Ministerio de Sanidad

GRUPO 1

Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.

GRUPO 2

Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. Y concreta:

Personal en el ámbito sanitario que trabaja de cara al paciente, en los siguientes entornos incluidos los que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios: administrativo, limpieza, voluntariado, estudiantes, etc.

Unidades, consultas o circuitos covid.Puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria, servicios de prevención de riesgos laborales, instituciones penitenciarias y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos).

Personal de unidades móviles de atención directa a pacientes covid-19.

Transporte sanitario urgente.

Servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario.

Cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles.

Servicios y unidades con pacientes de alto riesgo(oncología, hematología, etc.). o servicios centrales donde se toman y manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Personal sanitario de salud públicaque trabaja en la gestión directa de la pandemia y en función de su riesgo de exposición.

Personal de los equipos de vacunación, incluyendo a aquellas personas de salud laboral y medicina preventiva que van a participar en la administración de las vacunas frente al covid-19.

Personal del ámbito sociosanitario.Incluye al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales incluidos en el grupo 1. No incluye a quienes trabajan proporcionando cuidados estrechos a personas de poblaciones de riesgo en sus hogares (mayores, personas dependientes, enfermos, etc.) ni a los cuidadores no profesionales (familiares, convivientes…).

GRUPO 3

Otro personal sanitario y sociosanitario.

Se refiere a todo el personal que no está en primera línea y que trabaja en centros sanitarios o sociosanitarios.Se dará prioridad al personal del ámbito sanitario en función del riesgo de exposición y de la posibilidad de adoptar las medidas de protección adecuadas.

GRUPO 4

Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no viven en residencias.

Respecto al personal sociosanitario que no es de primera línea, solo se vacunará al que atiende de manera profesional a grandes dependientes que no están institucionalizados. Si es más factible, se vacunarán al mismo tiempo que la persona a la que asistan, en el grupo 4 (grandes dependientes).

GRUPO 5

Personas mayores de 80 años y más que no residen en geriátricos

El llamamiento del Servicio de Salud (Sespa) a las enfermeras jubiladas ha surtido efecto. Algunas de ellas serán incorporadas en breve a los equipos de vacunación que ya funcionan, con el objetivo de que releven a otras colegas que puedan retornar a sus puestos asistenciales. El retorno a la actividad de estas enfermeras ha sido posibilitado por un real decreto del Gobierno central que, con su correspondiente trasposición a la normativa autonómica, lanza a las profesionales ya retiradas un cebo nada desdeñable que se suma a la conciencia cívica y solidaria de cada cual: cobrarán la cuantía de su pensión y su salario como trabajadoras en activo. A algunas les permitirá, además, aumentar la base reguladora de su paga de jubiladas, si es que no tenían ya la máxima.

Según la última actualización dada a conocer por el Ministerio de Sanidad, en Asturias ya habían recibido –anteayer, jueves– las dos dosis de la vacuna un total de 32.946 personas. En la región se han administrado 78.446 dosis de las 94.475 recibidas, lo que significa que se han aplicado el 83 por ciento de las disponibles. Una de las razones del retraso en la administración de algunas vacunas es la indefinición sobre los criterios de aplicación del tratamiento de AstraZeneca, que tuvo paralizados diversos lotes durante varios días. El total de ciudadanos españoles que ha recibido ya la pauta completa acaba de superar el millón: son, concretamente, 1.000.485.

Menos de cien enfermos en Cabueñes.

En el plano asistencial de la pandemia, el Hospital de Cabueñes (Gijón) sigue alejándose de la tercera ola. Ayer amaneció por primera vez en semanas con menos de un centenar de ingresados por coronavirus contando a los enfermos en planta (71), UCI (19) y el área de sospechas (8). El complejo gijonés ya sabía que esta semana sería clave, pero no esperaba que la evolución fuese a ser tan favorable. El lunes pasado había alrededor de 50 pacientes más en las plantas covid.

Compartir el artículo

stats