La circulación de la Autovía de Oviedo a Villaviciosa (A-64) quedó reabierta a las dos de la madrugada de hoy después de que se retirase con una grúa el vehículo pesado que en la noche de este sábado volcó, obligado al cierre de la calzada en ambos sentidos. El accidente se produjo a la altura del kilómetro 27, en sentido a Santander, en la localidad Bobes (Siero), poco antes del desvío a la carretera AS-17, que une Avilés con el puerto de Tarna a través de Langreo.

El vuelco se había producido poco antes de las nueve de la noche, según indicaron fuentes de la Guardia Civil de Tráfico. En el accidente, cuyas causas se están investigando, el conductor del vehículo pesado no sufrió lesiones de consideración. El camión, sin embargo, volcó cortando los dos carriles de la Autovía en sentido a Santander.

En tanto se desplazaba a la zona una grúa de gran tonelaje y se retiraba el vehículo, la Guardia Civil de Tráfico optó por desviar el tráfico a la altura del kilómetro número 28, en ambos sentidos.

No fueron muchos los conductores afectados por este corte de carretera, dada la obligación de no circular a partir de las diez de la noche salvo por motivos ineludibles, como cuestiones de trabajo o desplazamientos hasta los servicios médicos.

El accidente causó no obstante la lógica alarma entre los conductores que se desplazaban desde Oviedo o Villaviciosa hacia Siero, al creer que se había producido un accidente de gravedad. Finalmente, pese a los espectacular del siniestro no hubo que lamentar heridos.