La Fiscalía Superior de Asturias se habría opuesto a la libertad condicional de María Jesús Otero, la exdirectora general condenada por corrupción en el caso Marea, que ya disfruta del tercer grado. La fiscal superior del Principado de Asturias, María Esther Fernández, ha explicado hoy que la diferencia entre las situaciones María Jesús Otero, excarcelada, y José Luis Iglesias Riopedre, que permanece encarcelado en el centro penitenciario de Asturias, es que la exdirectora general "cumplía condena en un centro penitenciario de Álava y es al juez y al fiscal de Vigilancia Penitenciaria de Álava a los que correspondía tomar esa decisión". También ha afirmado que el Ministerio Público esperará a conocer los informes médico-forenses sobre el exconsejero de Educación antes de decidir sobre la petición de libertad condicional por enfermedad, solicitada por la representación legal de Riopedre.

María Esther Fernández ha dejado entrever que la Fiscalía asturiana habría recurrido contra la libertad condicional de Otero, un criterio que no ha seguido la Fiscalía de Álava, donde cumple condena la alto cargo, por un caso de corrupción cometido en Asturias. "Si el Fiscal no ha recurrido su pase a tercer grado, sus motivos tendrá, que desconocemos" ha afirmado la Fiscal Superior de Asturias, quien ha añadido que en Asturias habría mantenido "el mismo criterio" que el seguido hasta ahora con Riopedre "porque no abonó la responsabilidad civil y no ha cumplido la mitad de la condena".

La Fiscalía asturiana se opone a la progresión de Riopedre al tercer grado "porque consideramos que no concurren los requisitos. Se busca la reinserción social del delincuente pero para ello es necesario que haya un reconocimiento del delito, que acepte que ha cometido un delito, y en este caso no se ha producido. Él sigue sin reconocer que ha cometido un delito y, por lo tanto, no muestra arrepentimiento. Además no lleva cumplida una parte sustancial de la condena como para que se dé esa progresión. Por eso, la postura de la Fiscalía es que no cabe progresión a tercer grado", ha declarado María Esther Fernández después de su comparecencia ante el parlamento asturiano, donde habló de la memoria de la Fiscalía asturiana correspondiente a 2019.

La petición de libertad condicional por motivos de enfermedad también fue abordada por la Fiscal Superior del Principado. "En estos momentos se está a la espera de los últimos informes médico-forenses. En función de esos informes la Fiscalía se inclinará en un sentido o en otro". Y añadió que "hasta ahora la Fiscalía se opuso porque los informes médico forenses decían que no había riesgo vital ni a corto ni a medio plazo y que podía cumplir la condena en un centro penitenciario y tratar sus dolencias en el mismo, con traslados puntuales al hospital, como así se ha hecho cuando se ha necesitado".