Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones en el Colegio de Médicos de Asturias

Los médicos votan hoy con una incógnita total sobre la participación

A las primeras elecciones colegiales en veinte años están convocados unos 6.600 facultativos para optar entre Venancio Martínez y Luis Antuña

Luis Antuña Montes y Venancio Martínez Suárez.

Luis Antuña Montes y Venancio Martínez Suárez.

Unos 6.600 médicos están llamados hoy a las urnas para elegir a la junta directiva de su colegio profesional. Veinte años hace que los facultativos no votan, después de cuatro elecciones consecutivas con un solo candidato. En esta ocasión, dos son los aspirantes a la presidencia del Colegio de Médicos de Asturias: Venancio Martínez Suárez, pediatra del centro de salud de El Llano (Gijón) y vicepresidente del Colegio en los últimos cuatro años; y Luis Antuña Montes, jefe del servicio de Urgencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Ambos son hijos y cónyuges de médicos. El ganador dará el relevo al traumatólogo Alejandro Braña, quien ha puesto fin a su trayectoria colegial tras doce años como secretario general y ocho al frente de la institución.

Las votaciones tendrán lugar en las sedes de Avilés y Gijón (de 10.00 a 17.00 horas) y en la central de Oviedo (de 10.00 a 20.00 horas). Debido a la escasez de precedentes, la incógnita sobre la tasa de participación es absoluta. En las últimas votaciones, en 2001, ejercieron su derecho 2.170 de los 5.262 colegiados: un 41,2 por ciento del total. En aquella ocasión se colocaron urnas en las tres sedes colegiales y, además, en ocho hospitales públicos (uno en cada área sanitaria). Solo se computaron 95 votos por correo. La ganadora fue Carmen Rodríguez Menéndez, especialista en análisis clínicos, quien permaneció en el puesto tres mandatos.

En las elecciones anteriores, en 1994, tenían derecho a votar 4.118 facultativos y lo hicieron 2.450: el 59,5 por ciento del cuerpo electoral. El dato singular fue la altísima cifra de sufragios emitidos a través del correo: 1.700, a los que se sumaron 750 presenciales. De los votos por correo, 373 fueron anulados por presunta falsificación en las firmas, el proceso electoral se judicializó y, dos años y medio más tarde, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias dio por buena la anulación de los votos. De este modo, el pediatra Jorge Valdés-Hevia, que había llegado a la presidencia colegial en 1986, fue proclamado ganador de nuevo y permaneció en el cargo hasta 2001.

En esta ocasión, el voto por correo ha retornado al centro del escenario. Los médicos asturianos comenzaron a recibir este pasado martes, por correo postal y correo electrónico, las papeletas de las candidaturas y el resto de la documentación oficial relativa a las elecciones. Para ese momento, votar por correo ya era imposible, pues en la medianoche del lunes al martes había quedado cerrado el plazo para hacerlo. Algunos facultativos habían podido votar días antes con papeletas que tuvieron que ir a recoger a la propia sede colegial, donde sí estaban disponibles. Y es que, en todo caso, para ejercer el voto por correo era necesario acudir previamente a la secretaría del Colegio para acreditar “la coincidencia de firma”. Un mecanismo que en su día fue implantado con el objetivo de evitar controversias como las registradas en 1994.

La candidatura de Venancio Martínez reclamó el pasado lunes el aplazamiento de las elecciones apelando a “la seguridad de los votantes” (frente a posibles contagios de coronavirus) y al “abstruso procedimiento del voto por correo, injustificadamente lleno de dificultades para su ejercicio”. Sobre esta base, proponía diferir los comicios y habilitar el voto telemático, algo que “podría hacerse en pocos días”.

Entre tanto, la candidatura de Antuña –que en todo momento ha optado por un perfil más bajo que su oponente– expresó su rechazo a la demanda de sus adversarios: “Las reglas de juego son las mismas para todos desde el inicio del proceso electoral. Pedir cambios en la prórroga no se sostiene”. Según el urgenciólogo del HUCA, “determinar la seguridad de la votación es potestad de la autoridad sanitaria, que no ha prohibido celebrar las elecciones”.

La reacción de la junta electoral fue publicar una resolución en la que aseguró que “se cumplirán con rigor todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los votantes durante el acto de votación en las sedes colegiales dispuestas para ello”.

Tras veinte años de candidaturas únicas, los médicos asturianos acuden hoy de nuevo a las urnas colegiales.

Compartir el artículo

stats