El centro polivalente “La Baragaña”, en Candás, acogió ayer y está previsto que también durante la tarde de mañana, una jornada de vacunación masiva para los vecinos mayores de 80 años. Este espacio público, ubicado en pleno centro de la villa candasina, se convirtió en un “vacunódromo” donde los carreñenses más longevos pasaron para recibir la primera dosis de la vacuna de Pfizer. Durante la tarde de ayer, el personal sanitario tenía previsto empezar a inmunizar a alrededor de 150 personas, y a otras tantas durante la tarde de mañana, miércoles. Los mayores de 80 años fueron convocados a estas sesiones intensivas de vacunaciones desde la gerencia del área sanitaria IV. Los sanitarios que administraron la primera dosis a los mayores fueron personal del centro de salud de Candás. Este espacio, habilitado como “vacunódromo” esta semana, también sirvió para poner las vacunas de la gripe en la campaña del año pasado. Previsiblemente en tres semanas también será el espacio donde reciban los mayores de 80 años de Carreño la segunda dosis de Pfizer.