La mejoría de la situación sanitaria es evidente. Asturias bajó, por primera vez desde el pasado 14 de enero, del nivel de alerta sanitaria 4 en cuanto a incidencia acumulada (IA) a 14 días se refiere. La región logró bajar este parámetro por debajo de los 250 casos por cada 100.000 habitantes, hasta situarlo en 239,73 casos, como confirma el Ministerio de Sanidad. No obstante, la IA a 14 días en mayores de 65 años sigue elevada, lejos de abandonar el nivel de alerta máximo. En este caso, bajaría al nivel 3 cuando redujese los casos por debajo de los 150 casos, pero actualmente ronda los 200.

Gijón saldrá mañana de su cierre perimetral, al que entró el pasado 24 de enero. El concejo más poblado de Asturias se suma a Oviedo y otros que, tras la mejoría de sus incidencias, han logrado salir de las restricciones del llamado nivel “4 Plus”. Ayer acumuló siete jornadas seguidas con la incidencia acumulada (IA) a 14 días por debajo del umbral máximo, marcando 223,7 casos por cada 100.000 habitantes. Con ello, el 86% por ciento de los asturianos –en total, 874.138 – ya vivirán libres de las máximas restricciones. Aún quedan en esta situación Avilés, que si sigue mejorando sus cifras podría salir del cierre perimetral este domingo; así como Castrillón, Corvera, Piloña, Aller y Lena. De los 20 concejos que entraron en nivel de alerta “4 Plus”, solo seis siguen con las máximas restricciones, aunque en la mayoría de los casos mejora su situación.

La situación sanitaria mejora en Asturias a nivel general. Sin embargo, el Principado pide prudencia. Incluso el propio presidente de la región, Adrián Barbón, ha querido enviar un mensaje para advertir de que "no hay que bajar la guardia". "Asturias no está en ninguna desescalada ni suavizará las medidas en Semana Santa. Seguimos en nivel ALTO de riesgo y estamos en torno a los 240 casos por 100.000 habitantes, cuando el nivel de control de la epidemia se alcanza con 50. No podemos bajar la guardia".