Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sectores más castigados por el coronavirus han pedido ya al Principado más de 56 millones de euros

Marco Rodríguez echa la persiana en su establecimiento de la calle Gascona

Marco Rodríguez echa la persiana en su establecimiento de la calle Gascona

El balance del número de peticiones da una idea de lo duro que ha golpeado el coronavirus a la economía asturiana. El vicepresidente del gobierno del Principado de Asturias, Juan Cofiño, anunció hoy tras la reunión del consejo de gobierno regional que el ejecutivo había recogido ayer por la tarde 17.794 solicitudes de ayuda al fondo Covid. De aprobarse todas esas ayudas supondrían un gasto de más de 56 millones de euros sobre una cuantía total de 74 millones. "Todas las ayudas están abiertas por lo que es previsible que se incrementen estas cuantías", aseguró Cofiño.

Las ayudas se distribuyen en tres bloques, en función de las restricciones a las se ven sometidas las diferentes actividades económicas. Dentro de cada bloque se definen igualmente ayudas crecientes según el número de trabajadores: sin asalariados, de 1 a 4 trabajadores, de 5 a 9 y más de 10 empleados, con un límite de 249, al tratarse de pequeñas y medianas empresas. Las características del bloque son las siguientes:

  •  Bloque 1: Permitirá apoyar a autónomos y pymes de actividades cerradas por resolución del Principado o de facto -al no poder desempeñar su trabajo- y que se prevé se mantengan clausuradas durante buena parte del periodo que resta hasta el final del estado de alarma. Este apartado cuenta con más de 3.400 beneficiarios estimados y absorberá más de 18 millones del fondo. Los pagos oscilan entre los 4.500 euros para profesionales sin asalariados, hasta los 9.000 para aquellos que cuenten con 10 o más trabajadores. En este bloque se incluyen el ocio nocturno, las casas rurales, los hoteles, las agencias de viajes, los negocios de turismo activo y las orquestas, entre otros
  • Bloque 2: Abarca actividades con limitaciones severas y sectores que sufren cierres intermitentes por la pandemia. Principalmente, incluye establecimientos de restauración y hostelería, pero también gimnasios, entidades organizadoras de congresos y profesionales de las artes escénicas, por ejemplo. Este bloque está dotado con más de 30 millones y los potenciales beneficiarios rondan los 8.000. Las ayudas también son graduales: comienzan con 3.000 euros para negocios sin asalariados y se incrementan hasta 6.000 para los que cuenten con 10 empleados o más.
  • Bloque 3: Engloba sectores que, sin encontrarse en las situaciones citadas en los apartados anteriores, sí experimentan una caída significativa de actividad. En este grupo se encuadran, entre otros, el comercio -afectado por las restricciones de aforo-, los taxis o las peluquerías y lavanderías, muy perjudicadas por las limitaciones en la hostelería y el turismo, así como diversos ámbitos de la actividad cultural. Los potenciales beneficiarios son casi 12.000 y el crédito previsto supera los 21 millones. Las ayudas empiezan en 1.500 euros y aumentan de manera gradual hasta los 3.000.

 Por otra parte, se contempla una partida de casi tres millones para ayudas extra por establecimiento para los profesionales que regenten más de uno. Aquellos que cuenten con 2 locales recibirán un pago de 2.000 euros, los que tengan 3 o 4 recibirán 3.000 euros y los que gestionen 5 o más podrán optar a 4.000 euros adicionales.

Compartir el artículo

stats