Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Varias víctimas en Asturias de una red que estafaba con compras por internet

Los detenidos, tres valencianos, usaban los datos de interesados en alquilar una casa para comprar desde motos a relojes que luego vendían

Agentes de la Guardi Civil de Valencia, durante la investigación.| Guardia Civil

Agentes de la Guardi Civil de Valencia, durante la investigación.| Guardia Civil

Varios asturianos se encuentran entre las víctimas de una red valenciana que se dedicaba a adquirir con documentación usurpada todo tipo de productos –desde motocicletas a televisores, pasando por bicicletas, patinetes, visores para caza, ordenadores, relojes y hasta placas fotovoltáicas– que luego vendían a un precio ligeramente inferior a través de portales de compraventa por internet. A los tres detenidos por la Guardia Civil de Valencia se les atribuyen hasta 25 estafas, 17 delitos de usurpación de estado civil y seis de falsedad documenta, sin olvidar la pertenencia a grupo criminal. El moto de la estafas se sitúa en torno a los 280.000 euros. El desmantelamiento de esta red se enmarca en la lucha contra los delitos tecnológicos que se han multiplicado exponencialmente con la pandemia.

A principios del mes del septiembre de 2020, dos vecinas de una población de la demarcación de la Guardia Civil de Tavernes Blanques, denunciaron haber sido objeto de una estafa, ya que les habían hecho unos cargos en sus cuentas bancarias, sin haber efectuado compra alguna. El personal del Área de Investigación de Tavernes Blanques inicio la llama “operación Trescientos y Pico”.

Los investigadores descubrieron que los datos de las mujeres habían sido obtenidos por los estafadores después de que facilitasen sus datos para el alquiler de una vivienda, publicada en un portal de internet. A partir de este momento, los delincuentes efectuaban numerosas compras, utilizando la identidad y los datos bancarios de las personas que se habían interesado en la vivienda. Con ellos obtenían créditos en varias entidades financieras de préstamos, ubicadas en diferentes lugares del territorio nacional.

Concedidos los créditos por las entidades financieras, las empresas vendedoras de los productos, tras recibir el dinero, remitían las compras efectuadas a diferentes puntos del territorio nacional, donde personas del mismo grupo criminal, recibían los productos. Los delincuentes procedían entonces a ponerlos a la venta en diferentes portales o aplicaciones de compraventa de productos en internet, como “Wallapop” o “Mil anuncios”, a un precio inferior al habitual, con el fin de lograr su venta con mayor facilidad.

El volumen de los hechos delictivos verificados hasta ahora es muy elevado. Aparte de en Asturias, se cuentan víctimas en Zaragoza, Madrid, Valencia, Barcelona, Granada, Almería, Huelva, A Coruña, Albacete, Navarra, Murcia, Alicante, Pontevedra y Guipúzcoa. Lo que motivó, que por parte de los investigadores, tuvieran que establecer contactos, tanto con diferentes unidades de la Guardia Civil y la Policía Nacional, que estaban investigando estos hechos.

Fruto de las investigaciones, en la mañana del viernes de la semana pasada se hizo un registro en la localidad valenciana de L’Eliana, donde se incautó diversa documentación y efectos, como ordenadores o móviles. También se detuvo a tres varones de entre 20 y 44 años, dos en L’Eliana y uno en Catarroja. Investiga los hechos el Juzgado número 1 de Moncada.

Compartir el artículo

stats