Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallada pone a Galicia como ejemplo frente a “la hoja de servicios de Barbón, casi vacía”

La presidenta del PP asturiano elogia “los proyectos de fondos europeos que ya ha presentado la Xunta” y su ley demográfica

Por la izquierda, Jaime de Olano, Cristina Villanueva –secretaria general del PP de Gijón–, Pablo González y Teresa Mallada, ayer, en Gijón.

Por la izquierda, Jaime de Olano, Cristina Villanueva –secretaria general del PP de Gijón–, Pablo González y Teresa Mallada, ayer, en Gijón.

Teresa Mallada recopiló ayer, ante el comité ejecutivo autonómico del PP de Asturias, las afrentas que a su vista demuestran por qué “la hoja de servicios de Adrián Barbón está casi vacía”. De vuelta sobre la imagen de un presidente del Principado “escondido permanentemente detrás de la pandemia”, la máxima dirigente de los populares asturianos actualizó el inventario de agravios y volvió a trazar el eje de su estrategia política alrededor del ejemplo del Gobierno popular de Galicia. Ella se parapetó detrás de la administración que manda Alberto Núñez Feijóo en la comunidad vecina, que viene de sacar adelante una ley de impulso demográfico –la que ella misma mencionó esta semana en la Junta para afear al Principado sus “medidas inconexas” en la materia– y de presentar al Ministerio “más de cien proyectos” financiables con fondos europeos, algo que a su juicio contrasta con la actitud del Gobierno regional, reticente a “hacer sus deberes” en esta materia. Dijo no tener “noticias de los proyectos asturianos que optan” a la financiación extraordinaria de la UE.

Hizo Mallada esta expresión de admiración a Feijóo en un cónclave directivo que compartió con el gallego Jaime de Olano, vicesecretario general de Participación del PP y diputado por Lugo, y en su repaso a lo último de la vida política asturiana se felicitó por el cierre de la “desagradable” crisis abierta en la junta local de su partido en Gijón y por poco más. “El tan anunciado fondo de rescate, que se preveía disponible el 1 de enero, llega tarde y es insuficiente”, empezó. “Lo dicen todos los sectores afectados e incluso los grupos políticos que han apoyado el presupuesto”.

A las muy mentadas ofensas a la industria por el estatuto electrointensivo añadió ayer Mallada las relativamente nuevas por el estatus de protección que el Gobierno estatal ha dado al lobo. El viernes, concretó, el PP asturiano presentó sus alegaciones contra la decisión del Ministerio de Transición Ecológica de incluir al cánido salvaje en el listado de especies objeto de especial protección y ayer subrayó que “volvemos a tender la mano con poca esperanza para defender a nuestros ganaderos frente a los ecologistas de salón”.

Adrián Barbón puede contar, repitió una vez más, con su mano “tendida para defender los intereses de los asturianos en Madrid, pero él prefiere la telepredicación y el monólogo antes que rendir cuentas o dialogar para construir”.

Compartir el artículo

stats