Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ana Pastor pide "cuidar más" a los profesionales sanitaros y que no haya "17 planes distintos de Semana Santa"

La vicepresidente segunda del Congreso reclama al Gobierno “hacer más caso a lo que dicen los expertos”

Un momento de la visita.

La vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, y la presidenta regional del Partido Popular, Teresa Mallada, visitaron esta mañana, acompañadas por el Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, el Instituto de Medicina Oncológica y Molecular de Asturias (IMOMA) en Oviedo. La que también fuera ministra de Sanidad y Consumo y de Fomento los gobiernos de Mariano Rajoy, declaró que los fondos europeos para paliar los graves efectos de la pandemia “tienen que servir para reforzar el sistema sanitario y añadir tecnología y fármacos innovadores. Tenemos que cuidar más a los profesionales sanitarios, no puede ser que tengan contratos de meses, de semanas, tenemos que conseguir que tengan un empleo fijo y estable”. Pastor añadió que el Gobierno de Pedro Sánchez “debería hacer caso de lo que dicen los expertos para que las medidas contra el covid estén basadas en criterios científicos”. Respecto a la polémica sobre si se deben relajar o no las restricciones durante las vacaciones de Semana Santa, la vicepresidenta del Congreso manifestó que “no puede haber diecisiete planes distintos de Semana Santa. Pido al Gobierno, más como médico que como político, seriedad. Que por favor se vacune a los enfermos crónicos e inmunodeprimidos”.

Por su parte, Teresa Mallada añadió que “nos estamos poniendo la venda antes de saber la herida. Tenemos que esperar a conocer los datos para que en la medida que sea posible se vayan relajando las medidas que permitan reactivar la economía. Es fundamental la colaboración entre sanidad pública y privada, es inaceptable que existan retrasos en la vacunación teniendo a estos profesionales”.

Finalmente, Alfredo Canteli, alcalde de Oviedo, declaró que “hay que respetar las normas pero hay que pensar en los que lo están pasando mal. El cierre a las ocho de la tarde no se puede mantener, qué más da a las ocho que a las diez. De esa forma se podrían dar algunas cenas”. Canteli reclamó a los que deciden el grado de las restricciones “que no estén cogidos al poste de la sanidad, que lo hagan mejor”.

Compartir el artículo

stats