Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos del HUCA luchan por salvar a una embarazada con covid y al feto en la UCI

“Nos enfrentamos a un riesgo de subida inminente de la curva”, afirma Miguel Prieto, jefe del Servicio de Alertas del Covid-19 de la Consejería de Salud

Una de las UCI del HUCA.

Una de las UCI del HUCA.

La batalla frente al covid-19 tiene cada día nuevos frentes, algunos de ellos impregnados de una gran complejidad y una notable carga dramática. El personal de la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) está poniendo todo su empeño desde hace varios días en la asistencia a una paciente joven infectada por el coronavirus y embarazada de su segundo hijo. En el momento actual, la mujer lleva algo más de veinte semanas de gestación, con lo que aún resulta imposible –o al menos muy peligroso– sacarle al bebé. Según ha podido saber este periódico, la paciente está intubada, y los médicos consideran muy difícil que el feto pueda sobrevivir, debido a que la medicación que se le aplica para derrotar al virus origina también un notable perjuicio al niño.

Esta trágica problemática corresponde a uno de los 59 pacientes con covid que el HUCA tiene ingresados en sus unidades de críticos, según el dato que ayer facilitaron el gerente del complejo sanitario, Luis Hevia, y la directora del mismo, Beatriz López Ponga. Del miércoles al jueves se dieron nueve altas, cifra que da idea de la mejora de la situación. Pero la coyuntura numérica del hospital ovetense en relación a los enfermos con coronavirus resulta llamativa: hay más enfermos en la UCI que en planta. Estos últimos sumaban ayer 55, a los que había que sumar 21 que permanecen ingresados en el Hospital Monte Naranco, gestionado por el mismo equipo directivo.

“Tenemos mucha patología no covid”, destacó el gerente del HUCA, quien precisó que la presión sobre el servicio de Urgencias “está siendo aproximadamente la mitad que el año pasado por estas fechas”. Según Luis Hevia, “el caballo de batalla lo tenemos sobre todo en la parte quirúrgica: operar todo lo posible, mañana y tarde, y acortar los tiempos de espera”. Por el momento, los responsables del HUCA prefieren no confiarse, y mantienen abiertas las unidades de intensivos instaladas junto al helipuerto y en el gimnasio de Rehabilitación.

La Consejería de Salud notificó ayer 135 nuevos casos de coronavirus detectados el miércoles. Esta cifra pone de relieve, un día más, que la bajada de la tercera ola está siendo menos intensa de lo deseado. Aún no ha habido ningún día con menos de un centenar de nuevos infectados, y la bajada de las tasas de incidencia parece agotada, cuando el nivel es todavía muy elevado.

En la incidencia de los últimos 14 días, la de Asturias (194 casos por cada 100.000 habitantes) es sensiblemente superior a la media nacional (153 por 100.000), y solo es superada por la Comunidad de Madrid, País Vasco y Cataluña. Entre tanto, la incidencia de los siete últimos días del Principado (94 positivos por cada 100.000 habitantes) solo está por debajo de la de Madrid y también rebasa con creces la media española (63 por 100.000).

Los datos del covid por comunidades

Ante los citados datos y ante la relajación de las medidas restrictivas, “nos enfrentamos a un riesgo de subida inminente de la curva”, explicó ayer a LA NUEVA ESPAÑA Miguel Prieto, jefe del Servicio de Alertas y Emergencias Sanitarias Covid-19. A juicio de este técnico de la Consejería de Salud, la situación actual de la epidemia es muy similar a la de la última semana de descenso de la segunda ola –el pasado mes de diciembre– “pero con el doble de casos diarios y el doble de ocupación de las UCI”, lo que aumenta la inquietud ante el hipotético lanzamiento de la cuarta ola, por más que el proceso de vacunación que está en marcha invite al optimismo.

Hasta anteayer, miércoles, un total de 42.300 asturianos habían recibido la pauta de vacunación completa, y en la región se habían aplicado un total de 124.940 dosis, sobre un total de 166.335 recibidas (128.435 de Pfizer, 25.200 de AstraZeneca y 12.700 de Moderna).

El doctor Prieto hace hincapié en que, si se pone el foco sobre las desescaladas de las tres olas pandémicas vividas hasta la fecha, “el descenso cada vez es menor”. Tras la primera onda, Asturias estuvo 25 días seguidos sin ningún caso; tras la segunda, llegó al entorno de los 70-80 contagios diarios; y ahora le cuesta bajar de los 130-140. Como traducción concreta de estos números, “cada vez desocupamos menos las UCI y cada vez tenemos más patología no covid que puede considerarse inaplazable, lo cual incrementa la presión sobre el sistema sanitario”.

Anteayer, en Asturias se realizaron 3.873 pruebas diagnósticas de coronavirus (PCR y antígenos) y la tasa de positividad se situó en el 5,2 por ciento. En esa jornada se registraron 34 ingresos en planta y 6 en UCI, así como 35 altas hospitalarias. Actualmente, en los hospitales de Asturias hay 274 pacientes en planta con confirmación o sospecha de covid-19 y otros 103 en unidades de cuidados intensivos. Además, en centros no sanitarios hay otros 13 enfermos que necesitan cuidados de muy baja intensidad. En los tres epígrafes, las bajadas son continuadas desde hace días. Sin embargo, como ya se ha reseñado, los responsables sanitarios estiman que ese descenso es insuficiente para acometer con garantías una hipotética nueva ola.

El miércoles fallecieron en Asturias siete personas por coronavirus: tres mujeres de 79, 88 y 96 años, y cuatro hombres de 60, 65, 85 y 89.

La Consejería de Salud ha notificado al Ministerio de Sanidad siete nuevos brotes detectados en la última semana, lo que eleva a 24 los focos activos, con un total de 275 casos.

El parking del tartiere, posible “vacunódromo”

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, y el gerente del HUCA, Luis Hevia, visitaron ayer el aparcamiento del estadio ovetense. Se trata de un espacio “fabuloso” –en palabras de Hevia– que se perfila como escenario de un amplio dispositivo de la campaña de vacunación del coronavirus.

Compartir el artículo

stats