Así como ha amanecido el viernes -nuboso y con frío-, así estará el fin de semana en Asturias. Incluso las temperaturas tienden a bajar aún más, especialmente el domingo.

El sábado el cielo estará cubierto y en la costa podrá lloviznar. Las temperaturas irán en descenso y habrá entre 6 y 12 grados durante el día. Y el domingo la cosa se agrava. Los termómetros no rebasarán los 10 grados y las mínimas bajan hasta los 5 grados en el interior, por ejemplo, en la zona de Cangas del Narcea.

Las nubes estarán presentes durante todo el domingo y no se descarta alguna precipitación débil y dispersa en la mitad norte durante la primera mitad del día. Habrá heladas débiles en zonas altas de la Cordillera y el viento será flojo de componente norte con predominio del noreste.

De cara a la próxima semana, el lunes seguirá el frío y la cota de nieve se situará entre 800 y 1000 metros.