Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio, en riesgo de cierre perimetral

La sombra de los cierres perimetrales vuelve a planear sobre varios concejos asturianos. Las cifras de nuevos contagiados oscilan y eso cambia situaciones de un día para otro, pero ayer los concejos de Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio se hallaban a dos jornadas de sobrepasar los umbrales establecidos por la Consejería de Salud para decretar la entrada en vigor de las medidas adicionales de la fase “4 Plus”. Entre estas restricciones figuran el cierre perimetral del municipio, el límite de un máximo de cuatro personas para reunirse o la clausura del interior de los bares.

En el caso de Langreo, sería la primera vez que se ve sometido al cierre perimetral en esta tercera ola. Hasta la fecha, ha librado varias veces por los pelos. En los casos de Laviana y San Martín del Rey Aurelio, de producirse, sería su segundo periodo en la fase “4 Plus”, de la que salieron a finales de febrero.

La alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, aludió ayer a la posibilidad de que el concejo se vea afectado por el cierre perimetral: “No hemos recibido ningún tipo de comunicación por parte del Principado porque parece ser que sí, que la incidencia es alta y está subiendo, pero que los focos están localizados. Mientras la trazabilidad siga siendo alta, de momento Langreo está salvado”.

En el conjunto de Asturias, la Consejería de Salud notificó ayer 134 nuevos casos de covid-19 diagnosticados el sábado. En esa misma jornada se registraron 34 ingresos en planta y 5 en cuidados intensivos (UCI). Además, se computaron 3 altas (una cifra muy baja por ser fin de semana). El sábado fallecieron dos mujeres por coronavirus, de 69 y 84 años. Se realizaron 2.531 pruebas y la tasa de positividad se situó en el 6,68 por ciento.

Compartir el artículo

stats