El Pleno del Senado ha rechazado esta mañana una moción por la que se instaba al Gobierno a paralizar el proceso de aprobación de la orden ministerial para incluir en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) a todas las poblaciones de lobo de España, y no solo las del sur del río Duro, como hasta ahora.

La moción era consecuencia de una interpelación sobre este tema presentada por el Grupo Popular. Hubo 107 votos a favor, 118 en contra y 32 abstenciones.

Por iniciativa del senador del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) José Miguel Fernández, la moción había contado con la inclusión de un enmienda de adición, para incluir una frase: “El Senado muestra su apoyo al sector de la ganadería extensiva que contribuye al sostenimiento del medio natural y a la pervivencia del mundo rural”. La moción había recibido así mismo cinco enmiendas procedentes de los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Mixto, Izquierda Confederal, Socialista y Vasco.

El senador por el Grupo Popular, Jorge Domingo Martínez ha resaltado que fue necesaria una segunda votación, ya que que la inclusión del lobo en el Lespre. Añadió que en el informe del comité científico en el que se sustenta la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de proteger al depredador en toda España “no se recoge en ningún caso que se tenga que incorporar al lobo en el Lespre”, y que los “mayores especialistas son los ganaderos” al serlos que trabajan en el medio rural con los “potros y ovejas que son atacados por los lobos”. Martínez ha destacado que existe una carta abierta por parte de diez comunidades autónomas que defienden “lo mismo que nosotros” y que reflejan “las necesidades que están pidiendo nuestros ganaderos que no se quejan por capricho”.

El senador del Grupo Socialista José Fernández ha respondido que la coexistencia entre la ganadería extensiva y el lobo es un asunto “prioritario para el Gobierno” y ha destacado que la “España rural suministra bienes y servicios”, así como alberga “el mayor índice de biodiversidad que podemos encontrar”.

Fernández ha abogado por “huir de estereotipos e interpretaciones interesadas que quieren hacer parecer que la defensa del medio ambiente implica olvidarse de las personas, y no es así, porque los pueblos habitados garantizan la conservación del medio natural”. Así, el senador socialista ha expresado que el objetivo del Gobierno es encontrar “armonía en estos territorios donde ecosistemas y especies que aseguran su equilibrio pervivan juntos donde las personas ganen peso”.

El parlamentario socialista cree que “empoderando a los ganaderos” se están “protegiendo los ecosistemas, así como a las especies silvestres, incluyendo al lobo”. Y ha subrayado que no se trata de elegir entre lobo y ganadería sino de “fortalecer la coexistencia predecible para las instituciones y personas”.