Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rutas por Asturias: en el mágico bosque de Muniellos

En pleno corazón del suroccidente asturiano se encuentra esta joya de la biodiversidad, alabada por "New York Times"

8

El mágico bosque de Muniellos

Es el mayor robledal de España y uno de los bosques mejor conservados de Europa. Esta colorida ruta se encuentra ubicada en el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Se trata del bosque de Muniellos, un increíble espacio natural que alberga una de las biodiversidades más ricas de toda Europa. Como ya indicó el director del parque, José Víctor Rodríguez: "Los bioindicadores que manejamos en la reserva integral están por encima de la media, no tenemos problemas de biodiversidad, no nos afectan especies invasoras y damos cobijo a especies catalogadas de flora y fauna". Su buena preservación se debe a que el bosque de Muniellos goza de la catalogación de Reserva Natural Integral y Reserva de la Biosfera. Es por esta razón que se deberá solicitar una autorización para poder visitarlo.

Recorrido de la ruta

Actualmente solo se permite el acceso a un máximo de 20 personas al día, por lo que es aconsejable realizar una reserva con meses de antelación. Al realizar la misma, se deberá indicar el nombre y DNI de todos los senderistas, y confirmar la ruta entre 20 y 15 días antes de la fecha reservada. Para los más atrevidos, también se puede acceder sin reserva, pero solamente si quedan plazas libres para ese día. Se recomienda llamar al centro de recepción de Tablizas para confirmar la disponibilidad.

La ruta comienza en la casa del guarda, en Tablizas, donde el vigilante nos informará sobre los dos tipos de rutas posibles. La ruta de Fonculebrera es la ruta más larga, dura sobre 8 horas y es circular. La ruta del río es más corta, sobre 6 horas, y el recorrido es de ida y vuelta. Si se quiere disminuir el tiempo en ruta, los dos recorridos pueden darse por terminados a la altura de los Tres Cruces, pero entonces no se podrán visitar las lagunas. Ambas rutas están bien señalizadas y hay pocos desvíos, por lo que no habrá pérdida.

Incluso antes de bajar del coche, ya se puede apreciar la inmensidad de la naturaleza. Son 2.695 hectáreas de terreno arbolado, en el que predomina el roble albar, aunque también abundan abedules, acebos, hayas y tejos. Como dato curioso, de los árboles que nacen a nuestros pies salió la madera para la construcción de la flota naval de la “Armada invencible”, que desapareció en 1588 en la batalla de Gravelinas.

Este bosque milenario no esconde solamente sorpresas históricas. Es además objeto de leyendas astures y, con un poco de imaginación, aparecerán “xanas” y “trasgos” entre los imponentes circos glaciares que se alzan frente a nosotros. Muniellos se mantiene como un ejemplo vivo de cómo era el norte de España antaño. Por eso es considerado por “The New York Times como uno de lugares “más hermosos e intrigantes del planeta”

Para finalizar la ruta, como un ansiado oasis en el desierto, aparecen sumergidas en el suelo de calcita que pisamos las mágicas lagunas prometidas: “La Isla”, “Fonda” y “Grande”. Tras dejarnos embaucar por su belleza, continuaremos. Ya es hora de volver a casa.

Compartir el artículo

stats